OpiniónPolítica

Los regímenes no son eternos. Gildo Insfran tampoco

1,070 Visitas totales, 3 Vistas de hoy.

Como cada año electoral el escenario se pone candente a nivel nacional y provincial. En este 2017 hay un rasgo distintivo muy importante: el kirchnerismo ya no está en el poder.

En Formosa esto es un grave problema para Gildo Insfran. No esta acostumbrado a tener que debatir con funcionarios nacionales de un color político diferente. Las cosas fueron cambiando.

Hoy se van realizando obras con presupuesto de Nación pero se controlan. Se terminaron los favoritismos a los amigos del gobernador. Se terminaron los sobreprecios en la obra pública y en breve le quitan su último bastión: la ejecución de viviendas.

El kirchnerismo se fue resquebrajando. Eso que se hacia llamar “movimiento nacional y popular” termino desfilando por tribunales. Todos los días alguno nuevo. Todos los días nuevas causas. Jaime preso, Lazaro Baez preso, López (el de los bolsos de dinero en el convento) preso, Boudou se esta salvando pero le queda poco con la cantidad de causas que tiene, Cristina y sus hijos embargados y aun no han enfrentado las principales causas y podríamos seguir con la lista.

El modelo kirchnerista por excelencia de la provincia de Santa Cruz explotó. Alicia Kirchner no puede ni pagar los sueldos, y el modelo de país que siempre alababan está en llamas: Venezuela. Presos políticos, desabatecimiento, inflación galopante, el pueblo movilizándose en la calle todos los días contra la dictadura de Maduro.

Y así, los kirchneristas totalmente perdidos, desatinados en este nuevo escenario tan adverso tratan de reoganizarse para el próximo llamado electoral con un equipo que tiene cada vez menos jugadores: muchos están presos, otros no pueden salir a la calle y otros escaparon, como las ratas hacen cuando se hunde el barco.

Y acá tenemos un exponente kirchnerista de la primera hora: nuestro casi eterno gobernador Gildo Insfrán. Perdido ante los nuevos tiempos se aferra a un modelo de construcción política que recibió un duro revés en las últimas elecciones. Se lo nota nervioso. En sus discursos de los operativos Por nuestra gente todo le dedica mucho tiempo al gobierno nacional y a referentes de la oposición en Formosa. Nunca lo había hecho antes. Sigue con el relato ficticio que construyo durante el kirchnerismo, parece no notar que justamente a eso la gente le dijo que no hace casi dos años en las urnas.

Encerrado en su círculo íntimo no recorre la calle hace años. Aparece en los operativos rodeado de guardaespaldas, pasea la costanera en su hermosa camioneta saludando cual reina de la primavera a quien lo mire. Ya no se embarra, ya no habla con la gente, ya se alejo demasiado de la realidad de los formoseños.

Por si fuera poco esta acorralado por la justicia. Tiene que rendir cuentas del los 7.6 millones que su gobierno, a través de un decreto que lleva su propia firma, pagó a la empresa fantasma The Old Fund, propiedad de Vanderbroele, amigo de Boudou.

Nunca, en su mas de 20 años en el poder se habrá imaginado que tendría que rendir cuentas de algo, pero a todos les llega el momento, porque los regímenes no son eternos, y el tampoco. La tortilla se dio vuelta.

Hoy los formoseños ven al radicalismo y demás partidos de oposición en la calle, recorriendo la provincia todos los días, acercando los organismos nacionales a la gente, embarrándose.

Hoy hay una fuerza que esta creciendo, que le hace frente al modelo de Gildo de igual a igual y que esta dispuesta a dejar todo en la cancha por el cambio tan necesario en nuestra querida Formosa.

Ya lo hicimos en la Nación. Lo vamos a hacer en Formosa con el esfuerzo de todos. Es el momento. Los regímenes no son eternos. Gildo Insfran tampoco.

Lic CELESTE RUIZ DIAZ

Comments

comments

Comenta aquí