Política

El Cuento Chino de Jofré: 77 cheques sin fondo por 167 millones de pesos

En abril de 2014 se anunció, con bombos y platillos, que la empresa de energía REFSA se asociaba con una firma de origen chino, Petro AP Sociedad Anónima, para extraer petróleo en dos yacimientos propiedad de la provincia de Formosa: Selva María y Yacimiento Norte, en el departamento Ramón Lista.

Por REFSA firmó su entonces presidente, Jorge Alberto Jofré, y por los chinos el presidente de Petro AP, Xiaoning Zhong.

Se constituyó así una “Unión Transitoria de Empresas” chino-formoseña que bajo el nombre de “UTE Petro AP S.A.-REFSA”, se comprometió a invertir 63 millones de dólares en el extremo oeste formoseño, reactivando la producción petrolera de la zona.

Según informaron voceros del gobierno de Gildo Insfrán, la empresa asociada a REFSA integra un grupo chino que tiene diversificadas inversiones y actividades, a través de la firma especializada en petróleo denominada “JHP International Petroleum Engineering LTD”, con operaciones en las provincias de Salta, Jujuy y Mendoza.

Para poner en marcha el emprendimiento se creó por contrato un “Comité Operativo Conjunto” y a su vez un “Fondo Común Operativo” que sería supervisado por Jofré en representación de REFSA.

El anuncio oficial generó mucha expectativa, porque los comerciantes de la zona y la población en general pensaron que los chinos traían abundantes dólares para reactivar los pozos petroleros. Estaba previsto en el plan de trabajo recuperar en primer lugar el pozo Selva María, próximo a Palmar Largo, y ejecutar allí más trabajos de sísmica. Hacer un pozo de esa profundidad cuesta 18 millones de dólares.

El presidente de Petro AP, Xiaoning Zhong, utilizó una generosa chequera para comprar insumos y equipos, y la firma contrató a más de 300 empleados y obreros para comenzar los trabajos.

Se emitieron 77 cheques por un monto de $ 167.334.723.79, todos firmados por Xiaoning Zhong, pero los cheques fueron rechazados por el banco. No tenían fondos. Quedó una enorme deuda de la que los chinos no se hacen cargo, y tampoco el gobierno de Gildo Insfrán.

Los obreros que trabajaron para la UTE chino-formoseña quedaron en la calle. Se quedaron sin empleo y sin esperanza de cobrar lo que les deben.

Ningún gremialista de Formosa se interesó en la desesperada situación de estos obreros. Solamente los directivos del Sindicato de Trabajadores de la Industria del Petróleo y Gas de Salta y Jujuy, con sede en Tartagal, intimó a Petro AP-REFSA para que reincorpore a los empleados despedidos.

Al no tener ninguna respuesta, el sindicato convocó a un paro general de actividades en el sector yacimientos, por lo que el Ministerio de Trabajo de la Nación llamó a una conciliación obligatoria y fijo una fecha de audiencia de conciliación en Buenos Aires.

Así terminó el emprendimiento petrolero chino-formoseño. Cheques sin fondo, obreros despedidos y reclamos gremiales. Ni Jofré ni Insfrán hablaron más del tema.

Comments

comments

Comenta aquí