Locales

ESCLAVITUD? Enfermeros denuncian que hace 10 años están en negro y cobran $ 3.000

978 Visitas totales, 3 Vistas de hoy.

Son tres empleados del centro de salud Puente San Hilario que como tantos otros de la geografia provincial, trabajan en difíciles e insalubres condiciones. Reclaman su situación, la actual precarización del centro de salud, la falta de medicamentos e insumos y respuestas. “Queremos ser escuchados”, expresaron

El centro de salud puente San Hilario atraviesa una realidad difícil. El personal denuncia la situación de precarización laboral en que se encuentran, la falta contención por parte del director del centro y de los organismos estatales y denuncian “un desinterés generalizado”.

Son tres personas que hace diez años trabajan allí y cobran tres mil pesos. Adrián Vega, Silvia Navarrete y Lucía Pineda se encargan de atender a los pacientes que asisten a la sala desde diferentes zonas, se ocupan de tareas administrativas, de enfermería, asistencia odontológica, realizan los cálculos estadísticos “y lo que haga falta”, según expresó Silvia

La enfermera comentó que alrededor de sesenta personas pasan por el centro por día y, según enumeró, provienen del puente San Hilario, del barrio La Pompeya, de Tres Marías, de Colonia Aquino, entre otros puntos, y en este sentido enfatizó: “Todos reciben una atención personalizada”. Único en la zona, el centro de salud brinda servicio de Medicina General, Pediatría, Ginecología, Obstetricia y hace poco también, Psicología.
NADIE VIVE CON TRES MIL
“Nosotros tres, junto a Estela -otra enfermera que trabaja en el Centro desde sus inicios-, intentamos brindar lo mejor a los pacientes, ya los conocemos, sabemos los problemas que tienen”, expresó Silvia y agregó: “Pero no podemos aceptar seguir así, además, nadie vive con 3 mil pesos”.
Los empleados reclaman una mejora en sus condiciones de trabajo: “Queremos ser escuchados. Somos tres personas que estamos en negro hace diez años y hasta el día de hoy no tenemos ninguna novedad. No hay respuesta por parte de ninguna entidad. Fuimos al Ministerio de Salud, al Ministerio de Trabajo, presentamos notas, no sabemos más a quién recurrir”, dijeron y en este sentido mencionaron que existen trabas por parte del director a cargo del centro, quien, según expresaron, no los escucha “ni admite los verdaderos inconvenientes que existen en el lugar”.
FALTAN REMEDIOS, SOBRAN RATAS E INSALUBRIDAD
Comentarios recibidos en el lugar dan cuenta de una invasión de ratas en el salón de depósito: “Es peligrosísimo, las ratas están en una habitación donde se guardan los historiales médicos y elementos viejos de odontología. Nos dijeron que iban a retirar todo, pero sigue allí. Y las ratas no se quedan allí; también vienen para la sala de atención. Es totalmente insalubre y más aún teniendo en cuenta que por aquí siempre hay niños, bebés, personas mayores”.
Entre las carencias del centro de salud de San Hilario se destacan además de la total carencia de medicamentos e insumos: faltan nebulizadores, oxígenos portátiles, camillas, sillas de ruedas, estantes, ficheros, computadoras, entre otros elementos necesarios para mejorar la calidad del servicio de salud.

Comments

comments

Comenta aquí