Locales

La UCR denuncia el “vergonzoso sometimiento de jueces de Formosa al poder político”

958 Visitas totales, 6 Vistas de hoy.

El Comité Provincial de la Unión Cívica Radical manifiesta su más enérgico repudio a la sentencia dada a conocer este jueves por la Cámara Segunda en lo Criminal de la Provincia de Formosa, que condenó al ex intendente Gabriel Hernández a tres años de prisión en suspenso e inhabilitación absoluta y perpetua, por haber pagado los sueldos del personal municipal con una ayuda financiera de $80.000 enviada en enero de 2002 por el Gobierno nacional.
La inhabilitación de por vida para ejercer cargos públicos, aplicada a un dirigente como Hernández que ha denunciado a Gildo Insfrán durante años, tanto por lavado de dinero como por los narcozapallitos y otros casos que tuvieron repercusión nacional, significa proscribirlo e impedirle participar de la vida política de la provincia.
A pesar de que no hubo delito de peculado, y que está probado de que Hernández utilizó el dinero para abonar los sueldos de los empleados de la Municipalidad de Formosa, el Tribunal igualmente lo condenó, evidenciando el vergonzoso sometimiento de los jueces al poder político.
Sin argumentos y sin pruebas, los jueces del Gildismo se hicieron cargo del “trabajo sucio” de condenar al ex intendente en un fallo lamentable, que solo busca complacer al gobernador Insfrán.
Esto no es justicia; es arbitrariedad y obsecuencia de unos magistrados que en lugar de defender su independencia, se comportan como empleados obedientes del poder político.
El mismo Poder Judicial que mira para otro lado cuando la UCR denuncia la corrupción gildista, aparece ahora castigando a un dirigente opositor por un delito inexistente, condenando al ex intendente Hernández en una parodia de juicio, por el pecado de haber pagado los sueldos municipales con dinero enviado por la Nación.
Los formoseños recordamos muy bien que el gobierno de Gildo Insfrán asfixió la gestión municipal de la Alianza reteniéndole la coparticipación y quedándose ilegalmente con los pesos pertenecientes a la Comuna capitalina, que la Provincia reemplazaba por Bocanfor que nadie quería y que valían el 50 por ciento de su valor nominal.
Mientras Insfrán se quedaba con el dinero en efectivo perteneciente a la Municipalidad, mandaba a los sindicalistas del SITRAMF a incendiar y paralizar la gestión de Hernández, por el solo hecho de pertenecer a otro partido político. Todos esos hechos quedaron impunes. Incluso premiaron a Zarza con una diputación provincial y a Chiquito Villalba con un Ministerio.
Ahora, 15 años después, Hernández es condenado a prisión y lo inhabilitan en forma absoluta y perpetua para ejercer cargos públicos solamente por haber pagado los sueldos de diciembre de 2001 con una ayuda financiera de Nación.
Los jueces muchos de ellos afiliados al Partido Justicialista, seguramente esperan la felicitación del Jefe del Quinto Piso. Ellos saben, igual que Coki Zarza, que el trabajo sucio tiene su recompensa en el “Modelo Provincial”.
Celeste Ruiz Diaz
Secretaria de formacion politica
Jose F. Blasich 
Secretario de Economía
Juan Carlos amarilla
         Presidente
Concejal municipalidad
De Formosa.

Comments

comments

Comenta aquí