Nacionales

Cristina: desaparecidos, memoria y silencios en tiempos de campaña

836 Visitas totales, 3 Vistas de hoy.

La ex presidente dijo que en Santa Cruz no hubo desaparecidos. Lo hizo para disimular su lejanía con el tema en la dictadura. Enfrentarse con preguntas difíciles es parte del riesgo en el giro de su estrategia para Octubre.

El “Nunca más” dedica parte de uno de sus capítulos a describir la represión en el sur del país. “Circuito Sur. V Cuerpo de Ejército”: bajo ese subtítulo, el informe de la Conadep reseñaba en 1984 la información reunida hasta entonces sobre Bahía Blanca, otros ciudades cercanas y las provincias de Neuquén, Río Negro, Chubut y Santa Cruz.

Con los años, nuevas denuncias ampliaron la información, incluidas precisiones sobre desaparecidos y presos políticos. Río Gallegos no era una isla, pero Cristina Fernández de Kirchner dijo esta semana que nunca presentó un hábeas corpus en la dictadura porque en Santa Cruz no hubo desaparecidos.

¿No lo sabía entonces, no lo sabe aún, mintió? La respuesta, según el caso, indicaría el grado de ajenidad inicial con el tema o directamente de descalificación ética, para disimular la falta de compromiso durante años con la larga batalla por los derechos humanos, a cuya costa arribó por lo menos tardíamente.

El trabajo de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas contó con la participación de tres legisladores nacionales, los tres precisamente del Sur: Santiago López, de Chubut; Hugo Piucil, de Río Negro, y Horacio Huarte, de Bahía Blanca. Solían narrar en aquellos primeros años de la democracia la conmoción frente a los testimonios que habían recibido, sus propias experiencias, historias tremendas. No era difícil para nadie hablar con ellos, lo hacían con gente de todo el país. Santa Cruz no estaba al margen.

La primera entrevista: en Infobae y con Luis Novaresio (Adrián Escandar)
La primera entrevista: en Infobae y con Luis Novaresio (Adrián Escandar)

Vale un ejemplo entre otros casos concretos: la historia reconstruida con los años registra el interés especial puesto por la dictadura sobre empresas del Estado como YPF y los Yacimientos Carboníferos Fiscales (YCF). Estaban virtualmente militarizadas y decenas de trabajadores fueron detenidos, también en el Sur. Algunos, antes de ser “blanqueados” como presos, pasaron por el Regimiento de Infantería de Río Gallegos. Hay datos que figuran en testimonios judiciales y en trabajos de investigación, entre ellos uno realizado hace un par de años por YPF.

Parece difícil que jóvenes con alguna participación política desconocieran sino casos concretos, al menos el clima represivo que se vivía durante aquellos años, más allá del horizonte personal elegido o de la fortuna individual en medio de tantas sombras. Más extraño es no haber investigado después. Circulan hasta en la web trabajos sobre represión y desaparecidos en Santa Cruz.

¿Cómo negar la realidad, o para qué? El error de Cristina Fernández de Kirchner pudo haber sido la respuesta elegida, seca, de escasa elaboración, pero no el implícito: la imposibilidad de admitir la lejanía inicial con el tema.

La segunda entrevista: con Víctor Hugo Morales (Foto: @UniCiudadanaAR)

La segunda entrevista: con Víctor Hugo Morales (Foto: @UniCiudadanaAR)

En rigor, Néstor Kirchner y la ex presidente recién cruzaron su recorrido político con el camino de los derechos humanos al llegar al poder. Aquella no era su preocupación central a la salida de la dictadura, no hay registro de compromiso activo en los tiempos de Raúl Alfonsín, ni siquiera interfirió en la relación con Carlos Menem antes o después de los indultos.

Con todo, no son esos los tramos que más incomodan, olvidados en medio de cierta bruma de esta historia, que en el ejercicio del poder registró acumulación de caudal político rescatando banderas muy dañadas. Es un camino largo, que ahora remitió a los inicios, pero que también anotó señales cercanas como la coronación del general César Milani en el Ejército.

Estos temas, los temas espinosos en general, eran evitados en el escenario. El giro de su campaña hacia octubre incluyó como elemento destacado la decisión de dar entrevistas: un ejercicio por lo general incómodo.

Cristina en la entrevista con el diario El País de España

Cristina en la entrevista con el diario El País de España

La primera, con Infobae y a cargo de Luis Novaresio, transitó por rubros sensibles.Exhibió, tal vez como dato inquietante a futuro, la distancia que buscó poner con José López, el ex secretario de Transporte que revoleó bolsos con millones de dólares a la puerta de un convento y está preso desde entonces. Dijo odiarlo por aquello.

La segunda, distendida, con Víctor Hugo Morales, le sirvió para exponer su carga contra el peritaje de la muerte del fiscal Alberto Nisman. “Una inmensa bomba de humo para ocultar a Santiago Maldonado”, fue la frase apuntada a la Gendarmería.

Después, sobrevino la entrevista con el diario El País.
-¿Porqué nunca presentaron como abogados un habeas corpus de algún desaparecido? -, le preguntaron
-Porque vivíamos en Santa Cruz y allí no había desaparecidos –, fue la respuesta.

el jueves, llegó el turno de Crónica TV, con Chiche Gelblung. La tragedia de Once estuvo en el centro y la ex presidente respaldó a Julio De Vido, que esta semana debió escuchar frente a los jueces la acusación en su contra. “El Estado no tuvo la culpa”, dijo, y descargó sobre el maquinista: “El tren frenó en todas las estaciones. Si vos no frenás y te estrellás… bueno.”

En Crónica Tv entrevistada por Chiche Gelblung (@UniCiudadanaAR)

En Crónica Tv entrevistada por Chiche Gelblung (@UniCiudadanaAR)

El equipo de campaña de la ex presidente sigue de cerca el impacto de este nuevo tramo de campaña. Es poco lo que circula en medios político sobre sondeos específicos por este tema. Algunas versiones dicen que el efecto es neutro, otras que hay un declive, tal vez atribuible a su mayor exposición.

No es ese el tema, en estos casos, al margen de las cuentas de campaña. Las declaraciones de respaldo a De Vido, el modo también, generaron enorme rechazo en familiares de víctimas de la tragedia de Once. Los dichos sobre la represión en Santa Cruz tal vez merezcan algo más que expresivos silencios de algunos dirigentes vinculados a organizaciones de derechos humanos.

Comments

comments

Comenta aquí