Política

Sin Ley de Lemas: Miriam Britez y Violeta Arena de Cambiemos serían concejales antes que Graciela Neme

La perversidad de la Ley de Lemas quedó a desnudo en las últimas elecciones legislativas en la ciudad capital de Formosa, donde el que salió tercero cómodo (Fabián Cáceres de Valores Ciudadanos PJ) terminó primero y obteniendo dos concejales, superando a los más votados (Fabián Olivera y Miguel “El Mono” Montoya de Cambiemos) que se quedaron con sólo un concejal cada uno, pese a que sus segundas candidatas  (Miriam Britez y Violeta Arena) obtuvieron más votos que Graciela Neme la segunda de Fabián Cáceres (Valores Ciudadanos PJ).

Si las elecciones hubiesen sido democráticas justas, transparentes y a simple pluralidad de votos, como en el resto del país: Cambiemos tendría un Concejal más en la ciudad capital y Miriam Britez, las segunda de Fabián olivera, sería concejal junto a Fabián Olivera, el Mono Montoya y Celeste Ruíz Díaz.

Para que se entienda, en todo el país la distribución de bancas se efectúa aplicando el sistema proporcional llamado D’Hont, que distribuye los escaños según los votos obtenidos por cada candidatos, y luego dividiendo la cifra obtenida por 1, luego por 2… hasta alcanzar las bancas a cubrir.

Así, Fabián Olivera que fue el más votado, claramente el ganador de la jornada y depositario de la soberana voluntad popular logró 19.637 votos, es decir que su segunda Miriam Britez obtuvo 9.818 sufragios, en tanto el Mono Montoya logró 15.241 votos y su segunda Violeta Arena se quedó con 7620 sufragios, y por su parte Celeste Ruiz Díaz también de Cambiemos acumuló 11.652 votos.

El tercero cómodo de los más votados y ganador dentro del PJ, fue Fabián Cáceres con 14.633 votos, por lo que a su segunda Graciela Neme le corresponde 7.316 sufragios, poco más de 150 votos que José Delguy  que obtuvo 7152 sufragios.

Lo cierto es que Miriam Britez (Cambiemos) obtuvo 9.818 sufragios y Violeta Arena (Cambiemos) se quedó con 7.620 votos, pero Graciela Neme se quedó con la banca con solo 7.316 sufragios, un despojo arbitrario que sólo lo puede posibilitar la Ley de Lemas, que desde hace años viene desvirtuando la voluntad de formoseños, robando bancas y garantizando la perpetuidad en el poder, a quienes manipulan las reglas electorales, abusan de los recursos de Estado y siembran clientelismo y pobreza para abonar su eternidad.

Comments

comments

Comenta aquí