Política

Gildo en soledad acollarado a De Vido: Varios gobernadores del PJ se alinearon contra el ex poderoso Ministro K

1,069 Visitas totales, 3 Vistas de hoy.

Gildo Insfrán jugo a fondo a favor de intentar brindarle impunidad al ex poderoso Ministro Kirchnerista y compañero de andanzas, en cambio otros Gobernadores justicialistas eligieron un camino diferente, le soltaron la mano a De Vido, y ya trabajan en un rearmado de PJ nacional que excluye al arcaico Gobernador de Formosa.

A contramano de lo que quería imponer a los gritos el delfín del mandatario formoseño, el diputado nacional Gildista Luis Basterra, el gobernador de San Juan, Sergio Uñac, ordenó a sus dos diputados, que están en el FPV, que le soltaran la mano al ex ministro. El tucumano Manzur también. Y, con sus pares trabajan en otro esquema partidario y buscan ampliar el bloque justicialista con los que ingresen del 10 de diciembre.

Saben que el oficialismo instalará el jury a Gils Carbó, y también que el kirchnerismo duro, en el que se incribe Gildo Insfran, teme que vayan por Cristina.

Los gobernadores peronistas, excepto el feudal Insfran, se acomodaron al nuevo escenario post electoral y ordenaron a su tropa acompañar el desafuero de Julio de Vido.

Algunos de los diputados que bajaron, incluso, están dentro de la bancada kirchnerista. Hubo dos llamados del gobernador de San Juan, Sergio Uñac, que ordenó a los diputados Ramón Tovares y Daniela Castro que no solo se sentaran en sus bancas -a contramano de la decisión de bloque FpV- sino que votaran la suspensión del ex ministro de Planificación. Hubo directivas similares del gobernador de Chubut, Mario das Neves, y de Juan Manzur. Gildo Insfran ordenó proteger a De Vido.

El kirchnerismo no bajó para evitar que la ruptura y que se viera las diferencias internas (que será inevitable en el mediano plazo con la renovación de legisladores). No querían que la ruptura con los fóciles se produjera de manera anticipada.

Más de la mitad del bloque no quería quedar “avalando” la corrupción, en la otra mitad estaba el formoseño Luis Basterra y los K que le responden, que buscaban defenderlo abiertamente en el recinto.

La solución salomónica fue la conferencia de prensa y la denuncia de persecución. Un dato clave es que en esa conferencia los que pusieron la cara no fueron todos.

El otro sanjuanino ilustre, José Luis Gioja, fue conciliador y orgánico. Se alineó con la posición de Héctor Recalde, no bajó al recinto y estuvo en la presentación ante los medios. Pero los gobernadores del PJ ya están jugando otro partido. Domingo Peppo (Chaco), Juan Manuel Urtubey (Salta), Sergio Casas (La Rioja) y Carlos Verna (La Pampa), estuvieron a favor del desafuero del ex ministro. Los cuatro Gobernadores trabajan en otra estrategia, a ese esquema se acoplarán Uñac y Gustavo Bordet (Entre Ríos), que ya están en conversaciones con sus pares. Gildo Insfran excluido y acollarado a De Vido y la red de corrupción que representa.

En lo que queda de sesiones ordinarias y extraordinarias, habrá una suerte de libertad de acción en el bloque kirchnerista y muchos de sus diputados votarán en sintonía con el otro bloque, el Justicialista.

Las diferencias volverán cuando avance el pedido de juicio político contra la procuradora Alejandra Gils Carbó, que será la próxima en la lista. El Kirchnerismo duro y el Gildismo la sostedrán a muerte. El resto del peronismo NO.

Los kirchneristas puros -algo más de 30 diputados- quedaron preocupados. Muchos quisieron bajar al recinto y votar en contra, repitiendo la denuncia de persecución política y judicial, porque saben que De Vido es sólo el primer paso, pero podría ser un antecedente para dejar sin fueros a Cristina Kirchner. Pero no pudieron generar consenso. “Ante el primer tiroteo nos fuimos corriendo”, se lamentó un diputado K.

 

Comments

comments

Comenta aquí