Política

PERFIL: En Formosa se pagaron 400 millones a una empresa de Lázaro Báez por una obra que no se hizo

Los caudillos provinciales, apuntados por la corrupción en la obra pública. De Insfrán a Alperovich. Diversas causas judiciales ligan a varios gobernadores y ex mandatarios peronistas con irregularidades en las millonarias partidas que mandaba De Vido.

Obras que no se hicieron y se cobraron y otras que se hicieron con sobreprecios, licitaciones direccionadas y la utilización política de millones de pesos que salían del gobierno nacional, son los ejes de varias causas judiciales en trámite que no sólo involucran al ex ministro de Planificación, Julio de Vido, sino también a gobernadores y ex gobernadores peronistas muy poderosos que se codearon con él.

Uno de los ejemplos más gráficos del desmanejo del ex ministro y los ex funcionarios que canalizaban esos fondos en las provincias fue la “recuperación” del tren Tucumán-Concepción. Un informe de la Comisión Nacional de Regulación de Transporte, en 2007, adjuntó los certificados de que la obra se había pagado y finalizado. Otro de la subsecretaría de Transporte Ferroviario, en 2012, advirtió que no se había hecho nada. El entonces diputado nacional José Cano denunció ante la Justicia la evaporación de los ocho millones de pesos destinados a ese tren.

En el zar tucumano, de Nicolás Balinotti y José Sbrocco, hay un relato de los tiempos de bonanza, cuando el dinero para ejecutar obra pública sobraba. Después de haber firmado un convenio con De Vido en 2004 para la ejecución de viviendas por 120 millones de pesos, Alperovich recibió a las empresas constructoras en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno. Tomó el micrófono y fue directo al grano: “Muchachos, hay obras para todos, repartan ustedes. Yo acepto sin peleas”, les comunicó a los empresarios.

Poco tiempo después, esos empresarios recibieron la visita del contador Andrés Galera, reveló el libro. Galera se presentó como un emisario del “Ministerio de Planificación” que venía a imponer como condición para que se cobren los fondos de las obras un porcentaje “del 5%”.

En Formosa, por citar otro ejemplo, se le pagaron 400 millones de pesos a una empresa constructora del grupo de Lázaro Báez por una obra que no se hizo: la ruta 86, un camino de ripio. “El modus operandi es el mismo que en otros lugares. La empresa cobraba un anticipo, que en este caso fue de 50 millones de pesos, y después suspendía la ejecución de la obra. Acá hicieron como una explanada y nada más. Eran 114 kilómetros. No se sabe a dónde fue el dinero”, contó a PERFIL el diputado Martín Hernández. El legislador nacional hizo la denuncia ante un juzgado federal formoseño. El más complicado en la causa es el ex director de Vialidad provincial, Jorge Jofré, que aprobó todos los pagos con el dinero que venía de Nación. El gobernador era entonces Gildo Insfrán. Todavía lo es. Hernández relató que la estrategia de utilizar a Vialidad provincial para canalizar las obras nacionales tenía un objetivo. “Las leyes provinciales son mucho más permeables a la discrecionalidad a la hora de los controles y de la adjudicación de las obras”, explicó.

Aída Ayala, diputada electa y funcionaria nacional, relató que en Chaco se le pagaron 200 millones de Planificación a Lázaro Báez por la ruta 7, que nunca se hizo. Fue
durante la gobernación de Jorge Capitanich. “La relación de los gobernadores con De Vido era directa”, explicó. Cano agregó que nada de lo que ocurrió se pudo haber hecho sin “la complicidad de las provincias”.

FUENTE: http://www.perfil.com/politica/los-caudillos-provinciales-apuntados-por-los-desmanejos-en-la-obra-publica.phtml

Comments

comments

Comenta aquí