Nacionales

Resnick Brenner: “Mientras Echegaray estuvo en la AFIP no se movía un papel sin que él lo supiese”

1,011 Visitas totales, 6 Vistas de hoy.

El ex jefe de Gabinete de Echegaray declaró en el juicio de Ciccone.

El ex jefe de Gabinete de la AFIP Rafael Resnick Brenner declaró hoy en el juicio oral por el caso Ciccone y cargó contra el ex titular de ese organismo, Ricardo Echegaray. Sostuvo que “no se movía un papel sin que él lo supiese” y cuestionó a la Justicia por no llevarlo a juicio. También reveló que fue a la reunión en el Ministerio de Economía con los enviados de Amado Boudou por expreso pedido de su entonces jefe.

Todo el accionar que yo tuve como jefe de asesores era consensuado o instruido por el administrador federal (…) no quiero zafar, es una realidad“, dijo Resnick Brenner en su declaración inicial ante los jueces del Tribunal Oral Federal 4. Y destacó que no participó del pedido de quiebra ni del levantamiento de la quiebra de la ex Ciccone.

El ex jefe de Gabinete de Echegaray, que se ayudó en su exposición de un “ayuda memoria” y se mostró muy locuaz, cuestionó la investigación del juez Ariel Lijo y del fiscal Jorge Di Lello. En esa línea, destacó las disparidades de criterios sobre el rol de Echegaray en toda la trama.

Resnick Brenner está acusado de participar de la maniobra para que Amado Boudou y su entorno se queden con la imprenta Ciccone, pero sigue siendo empleado de la AFIP porque tiene tutela sindical.

El abogado aterrizó en AFIP de la mano de Echegaray en 2009 y era su mano derecha. Cuando estalló el escándalo, fue enviado a la regional de Salta. “Era un destierro, después me adapté y me encantó”, se sinceró durante la audiencia.  

¿Qué funciones cumplía como jefe de asesores?, le preguntó el fiscal Marcelo Colombo. “Yo atendía a todos los que no quería atender el administrador federal. Me decía: ‘fijate qué es esto, y haceme un informe'”, resumió. También aclaró que no tenía “una relación de familiaridad o amistad” con su entonces jefe. 

Durante el interrogatorio, Resnick Brenner confirmó que mantuvo un encuentro con Guido Forcieri, ex jefe de Gabinete de Boudou en el Ministerio de Economía, durante la tramitación de la quiebra de la ex Ciccone. Y ratificó que también participó el socio y amigo del ex vicepresidente, José María Núñez Carmona.

Forcieri me trasmitió que había que tratar de tener una continuidad de la empresa. Es la única vez que tuve una reunión con Forcieri“, dijo sobre la reunión que tuvo lugar en octubre de 2010.

Cuando el fiscal le preguntó por el rol del Núñez Carmona en esa reunión, contestó: “Lo entendí como que era un funcionario más, casi no habló, después nos pasamos los teléfonos”. Está probado en el expediente judicial que luego hablaron varias veces.

Resnick Brenner pasó un sobresalto durante el interrogatorio. Fue por sus propios dichos sobre la gestación de la reunión con Forcieri. “A mí me avisa el administrador federal (por Echegaray)”, dijo. Pero en la instrucción había declarado que lo llamó el ex jefe de Gabinete de Boudou: “Se comunica conmigo Forcieri y me convoca a una reunión y pongo en conocimiento al administrador federal”.

Expuesta la contradicción durante la audiencia, Resnick Brenner ratificó que fue el propio Echegaray el que le avisó de la reunión: “Me llega por el administrador federal, yo no tenía relación con Forcieri”.

Ante una pregunta de la defensa de Núñez Carmona, el abogado también aprovechó para aclarar que Echegaray tomó la decisión de enviarle el expediente iniciado por la familia Ciccone a Boudou, lo que siempre se interpretó como una jugada para perjudicar al ex vicepresidente. “Echegaray dio la orden de mandarlo a Economía”, respondió tajante.

Comments

comments

Comenta aquí