NacionalesPolítica

Una por una, las maniobras por las que el juez Lijo citó a Ricardo Echegaray, Gildo Insfrán y Jorge Brito

Tras la confesión de Vandenbroele, al gobernador formoseño lo acusa de un pago indebido a la firma del arrepentido, supuesto testaferro de Boudou. Al banquero y el ex titular de la AFIP, por la comrpa de Ciccone.

El juez Ariel Lijo imputó y llamó a indagatoria a un concurso de imputados en dos investigaciones conexas a la causa Ciccone. En primer lugar citó al gobernador kirchnerista, Gildo Insfrán a su entonces ministra de Economía Inés Lotto de Vecchietti y Sergio Gustavo Martínez por la causa donde se investiga la renegociación de la deuda que la provincia de Formosa tenía con el Estado, por otro lado, citó a Ricardo Echegaray (ex titular de la AFIP), a los banqueros Jorge Brito y Raúl Moneta, entre otros. Son dos expedientes, con acusaciones no muy disímiles, pero tienen un punto en común: Amado Boudou.

«La declaración de Alejandro Vandenbroele​ dio sentido a mucho información sobre sociedades y cooperativas utilizadas para diversas operaciones y permitieron ensamblar piezas», ​dijeron fuentes judiciales.

La causa FONFIPRO

Al primer grupo de imputados, vinculado a la causa que investiga las adendas firmadas respecto al a renegociación de la deuda que la provincia que gobierno Insfrán tenía con la Casa Rosada, se los acusa de realizar diversos actos de su «competencia para dotar de legalidad la contratación de The Old Fund S.A. y la disposición de fondos de la provincia por parte del Fon.Fi.Pro., como consecuencia de los cuales se terminó pagando a esa sociedad la suma de $7.667.131 por un asesoramiento que nunca brindó”.

The Old Fun, empresa de Alejandro Vandenbroele, fue contratada en 2010 para realizar un trabajo de consultoría que según Lijo se realizó de «forma irregular y en violación a la ley provincial 1180, con el Fondo Fiduciario de la Provincia de Formosa (FON.FI.PRO)». ¿Por qué planteó el juez esto?, porque para la justicia todo se hizo para «simular» un asesoramiento para la reestructuración de la deuda pública de Formosa.

La deuda ya había sido «negociada y su convenio firmadoentre el anterior Ministro de Economía de la Nación, Carlos Fernández, y el Gobernador» Gildo Insfrán, más de dos meses antes de que «Amado Boudou asumiera a cargo de dicha cartera».

Para la justicia el objetivo de la contratación entre The Old Fund S.A (que después compró el 70% de las acciones de la imprenta Ciccone) y el FON.FI.PRO. habría sido el «cobro espurio de dinero perteneciente a fondos públicos de la provincia».

Ya con Boudou como ministro de Economía, se firma una adenda con Insfrán al convenio que ya estaba rubricado por Fernández, a través de la cual, entre otras cosas, «incorporó los intereses de la deuda dentro del monto a reestructurar, lo que le permitió cobrar a The Old Fund S.A. la suma de $ 7.667.161«. Antes de firmar dicha adenda el gobernador formoseño y el ex ministro se reunieron «al menos dos veces», se planteó en la causa.

Por tal motivo, se los citó a indagatoria a Insfrán (4 de diciembre), a la entonces Ministra de Economía Inés Lotto de Vecchietti (5 de diciembre), por haber «intervenido» en diversos actos administrativos que permitieron dar «legalidad tanto la contratación de The Old Fund» en un asesoramiento «simulado» para la reestructuración de la deuda pública, como también, por la «disposición de fondos de la provincia de Formosa a través de FON.FI.PRO».

¿Qué beneficios obtuvieron? Un beneficio «económico ilegítimo» respecto a los más de $ 7 millones que se acreditaron en la cuenta corriente que la empresa de Vandenbroele tenía en el Banco Macro SA (de Jorge Brito). Con esos fondos, se compró moneda extranjera y se retiró en efectivo por ventanilla, en dos oportunidades: primero $ 3.919.400, el 31 de mayo de 2010 y después, $ 864.290, el 3 de junio de ese año.

Ese día hubo una transferencia desde esa cuenta por $2.265.120,00, a la empresa Estrategias de Imagen y Comunicación, de Martín Cortés, quien desde noviembre de ese añoquedó al frente del Banco de Formosa y obtuvo acciones de esa entidad

«Ciccone 2»

En dicho expediente se investiga la «ruta del dinero» que permitió el salvataje de la imprenta que tenía una deuda con la AFIP de 60 millones de dólares. Es decir: de dónde provinieron los fondos para que The Old Fund SA pudiera quedarse con el 70% de las acciones de la ex calcográfica con capacidad para imprimir billetes.

Sobre esta causa, Alejandro Vandenbroele corroboró la hipótesis de la procedencia de los fondos maniobra en la que habría participado los banqueros Jorge Brito y Raúl Monetta. Este último fue señalado por el propio Boudou como quien proporcionó el flujo de dinero necesario para rescatar a Ciccone y«ponerla en funcionamiento».

Según el juez Lijo, todos fueron parte junto al gerente del Banco Macro Máximo Lanusse (que también fue vicepresidente de The Old Fund) de la maniobra que permitió «ya sea en el levantamiento de la quiebra, en la regularización fiscal, en el gerenciamiento de la compañía o en el financiamiento de su operatoria», en relación al a imprenta. En este punto, se pidió la ampliación de la indagatoria de Ricardo Echegaray quien en un breve lapso de tiempo «autorizó el levantamiento de la quiebra y el otorgamiento de un plan de financiación» a favor de la ex Calcográfica.

En esta maniobra, estuvieron involucrados Amado Boudou junto a José María Nuñez Carmona, quienes para Lijo «adquirieron la empresa quebrada», mientras el primero se desempeñaba como ministro de Economía. Para lograr dicho objetivo fue necesario intermediar con The Old Fund.

La finalidad de todo era contratar con el Estado la impresión de billetes y documentación oficial. «Boudou, aprovechando su condición de funcionario público, y Nuñez Carmona, acordaron con Nicolás y Héctor Ciccone la cesión del 70% de la empresa “Ciccone Calcográfica” a cambio de la realización de los actos necesarios para que la firma pudiera volver a operar» y así ser contratada por el Gobierno de Cristina Kirchner.

Las indagatorias se fijaron para el 27 de noviembre (Jorge Brito), 28 de noviembre (Ricardo Echegaray), 29 de noviembre (Pablo Jorge Amato), 20 de noviembre (Máximo Lanusse) y 1º de diciembre (Francisco Sguera). En el caso de Raúl Monetta no se fijó fecha a la espera de que se informe sobre su estado de salud.

Comments

comments

Comenta aquí