Nacionales

La comunidad mapuche mantiene la ocupación y advierte: “Vamos a resistir porque es nuestro territorio”

1,050 Visitas totales, 3 Vistas de hoy.

La comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu volvió a instalarse en el predio del que habían sido expulsados el jueves 23, un sector que pertenece al parque nacional Nahuel Huapi y está cerca de Villa Mascardi, a unos 35 kilómetros de Bariloche. En contacto con la agencia de noticias ANB Bariloche, integrantes de la comunidad advirtieron: “Vamos a resistir en este lugar porque es nuestro territorio”.

Según le relataron tres hombres de la comunidad a esa agencia, habían ” “arreglado” una tregua de 4 días sin que las fuerzas de seguridad volvieran al lugar.

Pero según los mapuches, hoy a la mañana agentes de la Policía “llegaron al lugar a intimidarnos y no respetaron lo que habíamos acordado”.

Hoy en conferencia de prensa, la ministra de Seguridad Patricia Bullrich confirmó que el predio “está tomado” y que por la mañana “una comisión de la Policía Federal fue apedreada”.

Uno de las hombres que mantuvo contacto con la prensa presentaba una supuesta herida de bala en su brazo izquierdo.

La comunidad mapuche mantiene la ocupación y advierte:

Un hombre de la comunidad mapuche exhibe lo que afirma es una herida de bala (Foto: Mario Quinteros).

Los miembros de la comunidad mapuche también dijeron que “las versiones del Gobierno no son reales” y rechazaron tener “armas de fuego” en su poder y que haya existido un enfrentamiento. “Fuimos atacados”, sostuvieron.

Hoy, el juez federal Gustavo Villanueva abrió un espacio de negociación con los referentes moderados de la comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu.

En este marco habría acordado, anoche a última hora, suspender el proceso de búsqueda de los alrededor de 10 prófugos que, según fuentes del Gobierno nacional, participaron de un enfrentamiento en la zona de Mascardi con un equipo Albatros de Prefectura Naval Argentina. Este lunes, según se pudo comprobar, hubo nuevos contactos.

También el magistrado habría aceptado que los mapuches realicen ceremonias mortuorias durante cuatros días al interior de Mascardi dedicadas al joven Rafael Nahuel (22), fallecido durante el intercambio. En esta misma línea, fueron retirados temporalmente los efectivos de la Policía Federalque se mantuvieron allí hasta las primeras horas del domingo.

Según informaron los mapuches y fuentes gubernamentales a Clarín los aborígenes volvieron a tomar posesión plena del espacio en Mascardi. Son decisiones que preocupan y mucho al Gobierno de Mauricio Macri, según admitieron desde Buenos Aires los ministros Germán Garavano (Justicia) y Patricia Bullrich (Seguridad).

“Están solos, no dejan ingresar a nadie y adentro está el escenario de los hechos del sábado”, se quejó una alta fuente. Los miembros del grupo Albatros no tomaron imágenes ni hicieron videos del presunto encuentro armado en Mascardi. En la zona de montaña, de acuerdo a la versión de los efectivos, quedaron casquillos y marcas sustanciales en los árboles que revelarían el calibre usado por los mapuches radicalizados.

Hoy en conferencia de prensa, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, acompañada por el ministro de Justicia, Germán Garavano, aseguró que el juez “ya perdió muchos días” de investigación.

La comunidad mapuche mantiene la ocupación y advierte:

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y el ministro de Justicia, Germán Garavano. Cuestionaron al juez Villanueva.

De acuerdo a lo que informó el Ministerio conducido por Bullrich, producto de un intercambio de disparos se produjo la muerte de Nahuel y se registraron dos heridos, entre ellos la soldado Micaela Johana Colhuan de la Escuela Militar de Montaña. Ambos permanecen refugiados en la montaña.

El juez Villanueva, quien todavía no se ha expresado oficialmente en público, habría mantenido una reunión de último momento ayer en el la sede del ACA –que se encuentra a unos 200 metros de la zona ocupada de Mascardi– con líderes indígenas, referentes de organizaciones sociales de Derechos Humanos y un representante del Obispado de Bariloche. Según trascendió, tomando en cuenta que hubo una persona fallecida, el magistrado aceptó resolver una tregua.

Voces de la comunidad mapuche y del Gobierno nacional, confirmaron que en primer término se suspendió temporalmente el proceso de búsqueda y captura de unos 10 prófugos que (de acuerdo al Ministerio de Seguridad) habrían participado de los hechos el sábado.

Además, permitió que estas personas, quienes se ocultan en las montañas, sean asistidas por gente de la comunidad con medicina y comida. Uno de los que llegó al sector alto fue el médico y concejal Ramón Chiocconi. El legislador relató a medios locales que los heridos se encuentran fuera de peligro aunque tienen heridas de bala. Finalmente, el juez Villanueva habría dado su autorización para que la comunidad Lafken Winkul Mapu realice una ceremonia mortuoria por la muerte del joven mapuche que tiene una duración de cuatro días y se realizará al interior del predio.

El magistrado no contestó las consultas de este diario. Su secretario explicó que el magistrado estaba a la mañana con “audiencias”.

El juez Villanueva pretendería desde ahora dialogar con el ala moderada de la comunidad Lafken Winkul Mapu para evitar nuevos incidentes. Los propios indígenas le habrían revelado que hay una facción radicalizada que es la que protagonizó el ataque a Albatros el día sábado, pero que ellos no se sienten representados ni están de acuerdo con estos métodos que recuerdan a acciones del RAM.

Comments

comments

Comenta aquí