Policiales

La Policía demoró a dos personas por distintos delitos

770 Visitas totales, 3 Vistas de hoy.

En el barrio San Agustín un menor fue retenido al encontrarse en su poder un teléfono celular marca Samsung S-5 sustraído días antes; en tanto en el barrio El Quebracho se aprehendió a un hombre que pretendió agredir con un martillo a un Policía. Ambos pedidos fueron cursados a través del 911.

El domingo último, minutos después de las 19 horas, efectivos del Comando Radioeléctrico Policial –zona 6- acudieron a un requerimiento efectuado a la línea de emergencias 911, en la calle Juan José Silva y Primera del barrio Sagrado Corazón de esta ciudad.

Allí, los uniformados se entrevistaron con una mujer de 18 años, quien refirió que solicitó presencia policial en virtud a que días atrás le sustrajeron su teléfono celular marca Samsung S-5, cuyo dispositivo cuenta con una función para localizar el Smartphone; y que allí se encontraría el presunto autor del hecho.

Tras dialogar con la propietaria del inmueble, refirió desconocer la situación. En ese momento se hace presente su hijo menor, a quien autoriza se le haga el cacheo preventivo, hallando en su poder el teléfono sustraído, reconocido por la damnificada como de su propiedad.

Se procedió al secuestro preventivo, y traslado del menor con su progenitora a la Comisaría jurisdiccional donde se inicio causa judicial con intervención de la justicia. Culminada las diligencias, el menor fue entregado a su madre en carácter de guarda tutelar.

El segundo hecho también ocurrió el domingo último, minutos después de las 23 horas, cuando la sección motorizada de la Zona 2 del Comando Radioeléctrico Policial acudió a verificar un requerimiento donde un vecino de la calle Miguel Gutiérrez al 500 del barrio San Agustín solicito presencia por una persona tirada frente a su domicilio.

En el lugar, observaron dos sujetos, uno acostado y el otro parado. Este último, al advertir la presencia policial se dio a la fuga; en tanto el otro profirió todo tipo de insultos, para luego ingresar a un domicilio desde donde arrojó escombros a los efectivos, en evidente estado de ebriedad. No conforme con ello salió con un martillo y trato de agredir a los uniformados, siendo reducido y despojado del elemento y trasladado a la Comisaría jurisdiccional.

En el sitio, se realizaron las diligencias procesales para secuestrar el martillo, en tanto el joven de 18 años quedo detenido involucrado en causa judicial a disposición de la justicia.

Comments

comments

Comenta aquí