Política

Latrocinio en LAFORMED: De orgullo provincial a cueva para saquear fondos públicos

1,392 Visitas totales, 12 Vistas de hoy.

A LA ENÉSIMA POTENCIA. La otrora pujante empresa del Estado provincial LAFORMED SA, orgullo de “El Modelo” provincial, y estandarte del desarrollo del Parque Industrial, pasó a convertirse de buenas a primeras y en menos de media década, en una cueva de inescrupulosos ladrones que se dedicaron a saquear sin disimulos las arcas del Estado formoseño.

Los dardos apuntan al Ministro José Luis Décima, al gobernador Gildo insfran que lo sostiene a sabiendas, y al escandaloso crecimiento patrimonial del Presidente de la empresa y socio de Décima, doctor Gerardo Enrique Martínez quien actualmente ocupa y cobra por dos cargos ejecutivos, uno como Presidente de LAFORMED SA y otro como Coordinador del CUCAIFOR en el Hospital de Alta complejidad.

El ex laboratorio provincial que producía medicamentos básicos para el tratamiento de las enfermedades más comunes, además de alimentos enriquecidos, pasta dental, repelentes, larvicídas e insumos para comedores escolares, desde hace más de cinco años dejó ser superavitaria y presentarse en plena expansión, y en pocos años fue sumergida en la bancarrota; el abandono y la improductividad, por la cual le sacaron desde la compras hasta la distribución de medicamentos e insumos y dejó una deuda de más de 240 millones de pesos, que no se pueden justificar, y que desde el Ministerio de Economía se niegan a pagar en su totalidad, porque tienen la certeza que es producto de la corrupción, los sobreprecios y las compras disimuladas a empresas amigas o firmas ficticias.

PÉSIMA GESTIÓN DE DÉCIMA

Culpa de la desastrosa gestión del ministro José Luis Décima y sus enriquecidos familiares; amigos; socios y beneficiarios cómplices, se creó la UCPIM ubicada sobre la calle Castelli al 835 y cuyas siglas significarían Unidad de Compras de Productos e Insumos Medicinales quien ahora se encarga de la compra y distribución de medicamentos para toda la provincia.

Culpa de las negligentes y sospechosas maniobras del equipo de Décima, las tareas de compra y la logística en la distribución de medicamentos han pasado directamente de manos del Ministerio de Desarrollo Humano a manos del Ministerio de Economía del Gobierno de la provincia, que nada tiene que ver con la atención directa de la salud.

El abandono de Laformed, y la desaparición tan mentado Corredor Sanitario Provincial, pone en riesgo la continuidad laboral de más de 100 empleados, que hoy no saben qué hacer.

Hoy la flota de camionetas para la distribución de medicamentos se están usando, para cuestiones particular; familiares y el traslado a discreción de los secretarios del presidente de Laformed.

Por el otro lado, entendidos remarcan que la UPCIM también presta un servicio erróneo, deficiente y lleno de vacíos a tapar por la incapacidad y desconocimiento del trabajo que realiza y con las consecuencias por todos conocidas de desabastecimiento y la falta de medicamentos e insumos en todos los centros de salud, que sufre la comunidad y los sectores más desprotegidos.

INEXPLICABLES CRECIMIENTOS PATRIMONIALES

La empresa Laformed SA está altamente endeudada con deuda a proveedores que oscilan en los 240 millones de pesos, y todas las miradas están puestas en la cara visible de la institución, su presidente y esperan que algún fiscal de oficio investigue lo que sería un inexplicable crecimiento patrimonial, pese a que cobra doble sueldo como coordinador del CUCAIFOR en el Hospital de Alta Complejidad y administrador de Laformed.

Aseguran que el doctor Gerardo Enrique Martínez, pese a cobrar altísimos sueldos por cada uno de los cargos de los que goza, no presta servicio alguno no cumple horario y en el patrimonio con el que cuenta se destacan propiedades en Villa del Carmen – Paso de la Patria – Herradura – una casa transformada en barrio Evita – Camionetas – Lancha – Autos, ¿cómo podes tener tanto con un sueldo de DIRECTOR EN LA ADMINISTRACION PUBLICA en el lapso de 2012-2017, se llevó toda la plata, aseguran quienes conocen en detalle la situación.

Los empleados llegando a fin de diciembre y sin saber que depara su futuro si es que hay uno para la empresa no sabemos, indican.

La gestión de él y Décima fueron pésimas, por eso nos quitaron la compra y distribución de medicamentos también existía una parte de la EMPRESA llamada EXPEDIENTES en donde cientos de casos de enfermedades difíciles y con medicación cara era atendido por la empresa dando solución a cientos de familias, actualmente esos pacientes quedaron sin su medicación porque son pacientes de escasos recursos y sin obra social.

La UCPIM dice que no recibió la información de estos pacientes. Nadie dice nada porque no hay nada. No están preparados para enfrentar esta situación y es la gente quien padece de todas estas falencias.

Lo que se quiere es que algún fiscal investigue sus patrimonios, que devuelvan lo que se robaron, porque lo hicieron de la peor manera: en la salud.

Se robaron todo, y dejaron a 100 empleados sin saber si tendremos continuidad laboral, dicen que ECONOMIA se va a ser cargo de nosotros, pero nada sabemos, es una vergüenza. Ellos roban la empresa esta desbastada, los empleados sin saber si van a seguir trabajando, y los pacientes sin medicamentos ni insumos. Gildo Insfrán, lo sabe y no hace nada, aseguran.

La deuda con proveedores alcanza 240 millones, como se llevaron tanta plata alguien debe responder, exigen.

Al crear la UCPIM dejaron sin uso flota de camionetas – camión – depósitos –oficinas, todo lo existente allá quedo sin uso, cada decisión que ellos toman afectan mucha gente, hacen desmanes, sin rendir cuentas de sus actos, afirmaron.

 

Comments

comments

Comenta aquí