Política

La policía de Insfrán inició el año reprimiendo a aborígenes wichi el Ingeniero Juárez, hay dos heridos graves

1,714 Visitas totales, 3 Vistas de hoy.

La policía de la provincia de Formosa inició en la madrugada del primer día del año, reprimiendo a integrantes de la comunidad wichí del Barrio 50 Viviendas, de la localidad de Ingeniero Juárez, hay heridos, detenidos y prófugos. El Barrio está cercado. Los aborígenes reclaman por viviendas construidas para policías en tierras de la comunidad y que pertenecían al ICA.

Hay cuatro personas detenidas (sólo se sabe que uno es Mateo Agüero) y dos heridas con balas de plomo, Oscar Agüero, de 19 años, en la espalda, y Denis Agüero, de 16 años, con las balas de plomo alojadas en sus cuerpos y sin atención médica porque no ingresa ninguna ambulancia al barrio. Oscar Agüero se encuentra grave.

Los jóvenes que intentaron que la policía ingresase a hacer desalojos en el barrio, fueron baleados frente a la plaza Juan Domingo Perón del barrio. Hay alrededor de 200 policías continúan rodeando al barrio, informó ANRed.

Facundo Agüero, de trece años, fue baleado en la cabeza. En medio de la represión, su hermano pudo socorrerlo y trasladarlo primero a otro barrio, de allí se dirigieron a la sala y posteriormente al hospital de Ingeniero Juarez. Se encuentra grave en el Hospital de Ingeniero Juarez, acompañado de su cuñada y uno de sus hermanos.

Los policías rodean el barrio. Vigilan las entradas del mismo y evitan que los wichi salgan siquiera al patio de sus casas. Los aborígenes se comunican por celular. Algunos no tienen crédito o usan celulares sin cámara. Las cuatro mujeres baleadas están en una casa adelante del barrio, sin celular con cámara, y sin poder ser asistidas.

El barrio Cincuenta Viviendas tiene un problema territorial hace diez años. Es una porción de tierra comunitaria donde funcionaba el ICA, Instituto de Comunidades Aborígenes de Formosa. Hace diez años, a partir de un acuerdo con el estado provincial y el local, se decide mover las oficinas de este organismo a Formosa capital y se entrega arbitraria e irregularmente la tierra de los indígenas a la municipalidad para que hagan viviendas para policías. Los indígenas wichi organizan una toma, y desde entonces el estado formoseño ha trazado un estado de sitio sobre la gente que vive legítimamente allí.

Los wichi plantean que siempre han intentado el diálogo y que han ofrecido al gobierno que dejaban sus tierras a cambio de otras, o de que les diesen viviendas en otro lugar. La política del gobierno siempre ha sido la de criminalizar a los referentes y jóvenes wichi, armándoles causas. Hay, además, dirigentes desaparecidos o prófugos como les dicen, desde hace diez años. Este primero de enero va quedando cada vez más claro que niños de 12, 13 y 16 años no pueden ser el enemigo de Insfran, afirmó el medio nacional. (AMPLIAREMOS)

 

Comments

comments

Comenta aquí