Locales

El Concejo Deliberante de Moreno multó al intendente Festa por irse de vacaciones sin pedir autorización al HCD

1,008 Visitas totales, 3 Vistas de hoy.

Gildo Insfran está de vacaciones en el exterior desde el 3 de enero, no le aviso a nadie, no explicó a quién dejo a cargo del Poder Ejecutivo y nadie pidió explicaciones. El jefe comunal tendrá un descuento del 30 por ciento del sueldo de enero, como sanción por haberse ausentado de sus funciones por más de 10 días, sin haberle pedido la autorización.

El Concejo Deliberante de Moreno resolvió sancionar al intendente del distrito, Walter Festa, como sanción por haberse ausentado de sus funciones por más de 10 días, sin haberle pedido la autorización a ese cuerpo legislativo.

En Córdoba el gobernador Juan Schiaretti comenzó oficialmente el lunes pasado sus vacaciones, y –como corresponde a un estado democrático- informó oficialmente a la prensa y al pueblo de su provincia sobre la toma de su licencia, y sobre todo a quien deja a cargo del gobierno en su reemplazo y ante la ausencia del vicegobernador.

En el caso cordobés, el Ejecutivo quedará a cargo de Oscar González, quien es el presidente provisorio de la Legislatura luego de la licencia (no renunció para evitar llamado a elecciones) que tomó el vicegobernador Martín Llaryora para asumir su rol de diputado en el Congreso de la Nación.

Según detalló el comunicado, la máxima autoridad provincial “se tomará un descanso desde desde esa fecha y durante una semana en el exterior”. No se indicó el lugar a donde estará alojado. NO parece TAN DIFÍCIL.

En el caso de Formosa el gobernador Gildo Insfrán, se encuentra desde el 3 de enero y hasta el 17 del mismo mes de vacaciones en el exterior del país, ya que el 19 de enero cumple 67 años y como es tradicional tiene previsto recibir salutaciones y muestras de devoción de sus funcionarios; allegados y partidarios en el quinto piso de Casa de Gobierno.

Pero como es habitual y como “tampoco” lo hace con su declaración de bienes patrimoniales, no informó a nadie sobre la toma de su licencia anual y mucho menos de a quién dejó a cargo del Poder Ejecutivo Provincial mientras dure su ausencia, pese a que tampoco convocó a elecciones para elegir democrática y constitucionalmente el reemplazante del desaparecido Vicegobernador de la provincia.

Aunque Insfrán considera que está por sobre el Régimen de licencias y permisos de la administración pública, sus obligaciones constitucionales y el derecho de los ciudadanos de acceso a la Información Pública, y saber sobre las actividades de gobierno y quién está a cargo del PEP y hasta cuándo. Lo cierto es que Gildo Insfran, aunque no tenga quién que se lo reclame, no puede o no debería hacer lo que se le antoje, sin informar de nada ni rendir cuentas a nadie. Se llama calidad institucional, respeto a los ciudadanos y transparencia de gestión.

Comments

comments

Comenta aquí