Política

La Constitución le exige al Gobernador Insfran pedir autorización a la legislatura para tomarse sus vacaciones

1,738 Visitas totales, 1 Vistas de hoy.

El Gobernador y el Vicegobernador…. En ningún caso podrán ausentarse de la Provincia sin la autorización de la Cámara, por un período superior al de quince días o de cinco días si fueran simultáneos. En el receso de ésta, cuando fuere necesario permiso previo, sólo podrán ausentarse por un motivo urgente y de interés público y por el tiempo indispensable, dando cuenta oportunamente a la misma”, establece el Artículo 136 de la Constitución provincial. El Artículo 135 de la misma constitución dice que debe llamarse obligatoriamente a elecciones para elegir el vice-gobernador reemplazante del fallecido Floro Eleuterio Bogado, ninguno de los dos artículos son respetados en Formosa, y nadie; nadie; nadie dice nada de nada.

Tampoco es respetado en Formosa el Artículo 137, que establece al asumir sus cargos, el Gobernador, el Vicegobernador, legisladores y funcionarios provinciales y municipales prestarán juramento de desempeñarlo conforme con la Constitución y las leyes que en su consecuencia se dicten. El gobernador y sus funcionarios no cumplen la constitución que juraron defender, y nadie, ni Dios ni la patria todavía; se lo demandan, ni se lo reclaman, ni se lo señala, nadie, nadie dice nada.

Gildo Insfran está de vacaciones de  verano en el exterior del país desde el 3 de enero, hasta el 17 de este mes, en que volverá para el ritual de sus cumpleaños, y recibir las ofrendas por sus 67 añitos, 34 de los cuales lo lleva gozando del ejercicio del poder como diputado provincial, vicegobernador y desde 1995 como gobernador sempiterno de la provincia.

Pero como es costumbre de quién se considera por encima de las Leyes y la Constitución, y del sagrado derecho a la información de los simples mortales ciudadanos que le pagan sus lujosos y bien acompañados veraneos, no informó de nada a nadie, ni –lo que es más importante- no dio explicaciones de a quién dejo a cargo del Poder Ejecutivo Provincial.

Hace dos años fue víctima de su propia soberbia, y hubo que abrir y activar de urgencia el Banco Formosa un sábado de madrugada, porque la tarjeta del Gobernador no le funcionaba en Rio de Janeiro ya que no había informado al Banco, que preside su testaferro Martín Cortés ni autorizado su tarjeta para utilizarla en el exterior.

Art. 136.- El Gobernador y el Vicegobernador en desempeño del Poder Ejecutivo residirán en la capital de la Provincia , y sólo podrán salir de ella en el ejercicio de sus funciones, y dentro del territorio de la Provincia por un término que, en cada caso, no exceda de treinta días. En ningún caso podrán ausentarse de la Provincia sin la autorización de la Cámara, por un período superior al de quince días o de cinco días si fueran simultáneos. En el receso de ésta, cuando fuere necesario permiso previo, sólo podrán ausentarse por un motivo urgente y de interés público y por el tiempo indispensable, dando cuenta oportunamente a la misma.

Hace pocas horas el jefe comunal de Moreno Walter Festa sufrió un descuento del 30 por ciento del sueldo de enero, como sanción por haberse ausentado de sus funciones por más de 10 días, sin haberle pedido la autorización al Consejo Deliberante.

En Córdoba el gobernador Juan Schiaretti al comenzar oficialmente sus vacaciones, –como corresponde a un estado democrático- informó oficialmente a la prensa y al pueblo de su provincia sobre la toma de su licencia, y sobre todo a quien deja a cargo del gobierno en su reemplazo y ante la ausencia del vicegobernador.

 “PAPACITO” , POMELO O CARLÍN ESTÁN A CARGO DE LA GOBERNACIÓN?

En el caso de Formosa el tema de las vacaciones del gobernador Gildo Insfrán, que se interrumpirá el 17 porque hasta el 19 festeja tradicionalmente sus cumpleaños, sería hasta anecdótico si no fuera por la gravedad de no contar con un vicegobernador constitucionalmente electo por el pueblo para desempeñar ese cargo en un periodo mayor a un año para finalizar su mandato.

Al desacato Constitucional, y a la liviandad de tomarse las vacaciones cuando se le antoje sin informar de nada a nadie, se enciende la alarma de que nadie; nadie, se lo señale o se lo reclame.

Lo cierto es que Gildo Insfran, aunque no tenga quién que se lo reclame, no puede o no debería hacer lo que se le antoje, sin informar ni rendir cuentas a nadie. Se llama calidad institucional, respeto a los ciudadanos y transparencia de gestión.

 

 

Comments

comments

Comenta aquí