Nacionales

Revocaron la prisión domiciliaria del “Caballo” Suárez y deberá volver a la cárcel

878 Visitas totales, 3 Vistas de hoy.

Lo resolvió la Sala de feria de la Cámara Federal. El sindicalista será trasladado al hospital del penal de Ezeiza.

La Sala de feria de la Cámara Federal resolvió este lunes revocar la prisión domiciliaria de Omar “Caballo” Suárez y el sindicalista será trasladado en las próximas horas al hospital penitenciario de la cárcel de Ezeiza.

Los camaristas Eduardo Farah y Leopoldo Bruglia señalaron que Suárez “no es considerado un paciente terminal o con enfermedad incurable, ni reúne criterios de internación y sus enfermedades pueden ser tratadas en la unidad penitenciaria, bajo la supervisión pertinente de los profesionales tratantes”.

La casa de la hija de Suárez, donde el sindicalista cumplió la prisión domiciliaria (Nicolás Stulberg)

La casa de la hija de Suárez, donde el sindicalista cumplió la prisión domiciliaria (Nicolás Stulberg)

El sindicalista estaba bajo prisión domiciliaria desde fines del año pasado y la cumplía en la casa de una de sus hijas, en la localidad bonaerense de Olivos. El beneficio se lo había otorgado el juez federal Luis Rodríguez.

Pero el fiscal Gerardo Pollicita apeló esa decisión para que sea revocada por la Cámara Federal. El abogado del ex secretario general del SOMU había hecho dos intentos por aplazar la audiencia, pero sus pedidos no prosperaron y Suárez deberá volver a prisión.

El juez Rodríguez había argumentado que a Suárez no se le practicaron los controles médicos en la cárcel de Ezeiza que el Cuerpo Médico Forense había ordenado y que su cuadro de salud –problemas de alcoholismo y hemorragias intestinales, entre otros– habilitaban la prisión domiciliaria.

Los camaristas valoraron los resultados del último estudio que el Cuerpo Médico Forense le practicó al sindicalista a principios de año, el 3 de enero. “Clínicamente compensado, sin evidencia de sangrados activos ni patologías físicas agudas en evolución. No surgen evidencias al momento presente que el mismo requiera de una internación de urgencia en un centro hospitalario”, fue la conclusión de los profesionales.

Carlos Broitman, el abogado de Suárez (Nicolás Stulberg)

Carlos Broitman, el abogado de Suárez (Nicolás Stulberg)

Los camaristas agregaron que las recomendaciones de la junta médica “fueron cumplidas por las autoridades del establecimiento carcelario y Suárez fue asistido respecto a sus dolencias”.

Por último, el tribunal valoró un informe médico de noviembre que concluyó que Suárez “no es considerado un paciente terminal o con enfermedad incurable, ni reúne criterios de internación y sus enfermedades pueden ser tratadas en la unidad penitenciaria, bajo la supervisión pertinente de los profesionales tratantes”.

Suárez no volverá a la cárcel de Marcos Paz. La Cámara ordenó que su nuevo alojamiento sea la cárcel de Ezeiza porque cuenta con el Hospital Penitenciario Central, “con mayor complejidad asistencial que la Unidad Médica del Complejo de Marcos Paz, para dar respuesta a un caso de urgencia”.

A su llegada a Ezeiza, la Cámara dispuso que Suárez sea revisado en el hospital de la cárcel “a fin de que se le practiquen inmediatamente en ese establecimiento o en otro nosocomio de alta complejidad, en caso que resulte necesario, todos los estudios que sean imprescindibles para evitar riesgos para su salud”.

Suárez fue detenido en septiembre de 2016 por delitos cometidos en su gremio. El sindicalista está procesado en dos causas. Una por asociación ilícita en la que el fiscal Pollicita pidió la semana pasada su envío a juicio oral y público.

La segunda es por entorpecer el ingreso de barcos a los puertos y que ya tiene fecha de juicio. El 23 de febrero Suárez comenzará a ser juzgado por el Tribunal Oral Federal 4.

Comments

comments

Comenta aquí