Política

Clorinda entre el “hambre de agua”, los anegamientos con cada lluvia, los inundados y la ineptitud de Gildo Insfran

1,244 Visitas totales, 6 Vistas de hoy.

En más de 35 años de ejercicio del poder en la provincia del partido justicialista, y 31 de Gildo Insfrán en el poder, 8 como vicegobernador y el resto como gobernador con ejercicio de la suma del poder público provincial, nunca pudo; ni quiso resolver ninguno de los dramas que siguen padeciendo los ciudadanos clorindenses por falta de agua potable, anegamientos con cada lluvia que se precipita cobre la ciudad y los inundados que cíclicamente dejan las creciente de los ríos.

Corte de ruta en el acceso acceso a Loyola, sobre RN 11 por falta de agua potable en diferentes varios barrios de Clorinda, protesta frente a la municipalidad por las inundaciones con cada lluvia y las faltas de drenajes y desagües que eviten el drama, y corte de ruta hacia Puerto Pilcomayo por falta de  respuestas a los inundados por la creciente del Río.

Al calor agobiante de enero, se le suma el grave problema que el agua potable no llega a algunos barrios, principalmente a los más alejados de los puntos de distribución principales (la Planta Potabilizadora del Centro y la Central Satélite de Reserva del Complejo Habitacional), mientras que en otros lugares periféricos el agua golpea las puertas de varios hogares ribereños por la creciente.

En tanto algunos reclaman chapas, alambres, clavos, víveres y entrega regular de agua potable, para los evacuados, otros vecinos de diferentes barrios protestan por la falta del vital líquido en las redes y otros reclaman por obras para que no se inunde la ciudad con cada mal tiempo. La gente debe madrugar para recolectar agua y tener lo esencial para el uso diario.

Si bien desde hace un año y medio se encuentra en ejecución la nueva planta potabilizadora que anunció Mauricio Macri, que será una solución para todos y que tendrá una proyección de vida útil de 30 años aproximadamente, habrá que esperar para su puesta en funcionamiento.

Estos son los paisajes de la ciudad de Clorinda, que creció de manera exponencial en los últimos 30 años, y por falta de obras de las administraciones justicialsitas sigue siendo abastecida por una planta que tiene casi 40 años y no da abasto.

 

Comments

comments

Comenta aquí