Política

Antes de Gildo Insfran, teníamos industrias, fábricas, desmotadoras y éramos la segunda provincia algodonera

6,866 Visitas totales, 3 Vistas de hoy.

A principios de la década de los 80, con 116.000 hectáreas de superficie sembrada Formosa orgullosamente se ubicaba como la segunda productora nacional de algodón después del Chaco, la administración pública otorgaba licencias especiales “con goce de haberes” para la gente que quería ir al interior a participar de la zafra algodonera y hacerse unos buenos pesos extras, pueda hacerlo libremente.

Más de 24 desmotadoras se distribuían en toda la provincia había localidades donde inclusive coexistían y competían dos desmotadoras o más como Laguna Blanca, Riacho He Hé, el Colorado e Ibarreta y  en la capital interminables filas de camiones esperaban su turno frente a las dos enormes desmotadoras como Fibromalva y Bunge y Born.

La fábrica Textil Formosa perteneciente a la firma Alpargatas era una empresa pujante que aparte de decenas de fuentes de trabajo, daba valor agregado al algodón sembrado, cosechado y desmotado en la provincia que era convertido en telas que se vendían para su comercialización, supimos ser la primera en cultivos frutihortícolas tipo primicia (banana, sandía, melón, coreanito, morrones) por las ventajas de nuestra clima.

En el lote 4, cerca del balneario viejo y doña Lola,  la planta Citrex elaboraba, jugo, pulpa, esencia y hasta aceite de cítricos que venían de las casi 16mil  hectáreas de cítricos básicamente pomelo existentes en la provincia, enfrente el frigorífico Formosa habilitado para tránsito federal de carnes faenaba  frenéticamente ganado formoseño y a su vez procesaba y daba valor agregado a sus productos derivados.

Plegados Pilar (hoy boliche Gasolina) daba trabajo y manufactura, las dos plantas de manufactura de nuestra industria maderera, Eltén y Exim (hoy reciclada en disco) abrieron sus puertas, para poder manufacturar la enorme cantidad de madera que generaban las decenas de aserraderos y obrajes del interior.

Los granos como sorgo, maíz, girasol y hasta trigo ya llegaban a superar las 40.000 hectáreas de superficie sembrada y justificaban la construcción de las enormes plantas de ensilaje distribuídas en varios lugares de interior provincial y en esta capital (hoy recicladas en miradores).

ANTES NUETRO VIEJO PUERTO EXPORTABA

Nuestro viejo puerto movilizaba cargas de más de 700 tn. mensuales que daba trabajo a varias empresas de transporte fluvial, la provincia era atravesada por un ramal c25 que funcionaba a pleno y sacaba la producción de un extremo al otro de la provincia.

Entonces eramos una provincia rica pujante, inclusiva, que era polo de atracción de trabajadores, emprendedores, profesionales, maestros de todo el país y del mundo, Italianos gallegos, búlgaros, argelinos-franceses, entrerrianos , cordobeses , correntinos etc., que venían a Formosa atraídos por su desarrollo, potencial y oportunidades.

En aquellos tiempos la pobreza era una circunstancia tan indeseada como pasajera, de la que en pocos años simplemente con esfuerzo y trabajo inexorablemente se podía salir, pues al esfuerzo del trabajo  se agregaba la educación pública y gratuita que le daban al trabajador la certeza de que podría mantener y criar bien a sus hijos que estudiarían y su futuro sería mejor que el de él, eso que hoy llamamos Movilidad Social Ascendente.

Sorprende entonces que hoy en pleno siglo XXI, con globalización, internet, revolución tecnológica y genética, con hipermecanización del agro, semillas transgénicas resistentes a plagas sequías etc. etc. la superficie sembrada ni siquiera en las más osadas estrofas del relato oficial supera las 40.000 has.

El esquema productivo de la provincia ha sido arrasado por el clientelismo, el tren es un recuerdo del pasado, el puerto nuevo un enorme baldío abandonado y la industria una excentricidad exótica, pues desde que dejamos de producir materia prima obviamente no tenemos nada que procesar, dar trabajo y valor agregado. INVOLUCIONAMOS.

Como contrapartida los GENIOS se disponian a instalar Dioxitek, que va a  traer la materia prima (material radiactivo) del Canadá (diuranato de amonio) para producir dióxido de uranio un insumo que beneficiará a otros, dejándonos a nosotros contaminación y muerte.

La dignidad del trabajo genuino con aportes, obra social y jubilación digna ha sido reemplazado por miles y miles de planes sociales y pensiones por discapacidad (tenemos más discapacitados que el Chaco y Corrientes a pesar de tener la mitad de su población) 10.000 pensiones provinciales y miles de trabajo precarios o jornalizados con sueldos vergonzosos negreados bajo el nombre de cooperativas de trabajo con infinidad de monotributistas y por detrás de todo este campo sistemáticamente sembrado de pobreza, marginación y clientelismo viene el narcotráfico, los zapallitos rellenos y el crimen organizado.

Así de la Formosa inclusiva a la que todos querían venir a tener una oportunidad, hoy se transformó en una Formosa expulsiva que ha dado lugar al más inmenso y descomunal proceso migratorio y de desarraigo que haya registrado la provincia se calcula en más de 50.000 los formoseños en edad económicamente activa que se han ido de nuestro territorio a buscar el trabajo que aquí no encuentran, en otros lugares .

Y después nos enojamos cuando viene Tevez a recordarnos que somos pobres, porque no queremos admitir que nuestra provincia fue deliberadamente empobrecida para generar la dependencia social y clientelismo político que permiten la impunidad y la eternización en el poder.

Antes no éramos una provincia pobre, faltaban las insfraestructuras que inexorablemente dan el tiempo, hoy somos una provincia empobrecida donde los únicos millonarios son los funcionarios, proveedores y familiares del entorno de Gildo Insfran.

Somos una provincia atrasada y desvastada por el saqueo, la incapacidad y la improvisación, una provincia en la que supimos estar mejor, (mucho mejor) que lo que hoy nos quieren hacer creer, que es lo mejor que nos pudo pasar… Mienten, con este modelo populista, clientelar, de empobrecimiento y de sometimiento social: lo que viene nunca pueda ser mejor, por lo menos para la provincia y sus habitantes. Si seguramente, para seguir acrecentando escandalosamente el patrimonio de los funcionarios y sus familiares.

 

Comments

comments

Comenta aquí