Política

En Formosa nadie sabe cuál es el patrimonio de Gildo Insfran, su familia y su entorno gobernante

1,008 Visitas totales, 3 Vistas de hoy.

Mientras el Gobierno Nacional cumplimentando con la Ley de Ética Pública hace conocer el patrimonio de sus funcionarios, y avanza para hacer público las Declaraciones Juradas de los gremialistas, y en investigar las Obras Sociales y las empresas vinculadas a los caciques sindicales, en nuestra provincia -por más de 20 años- los formoseños ni siquiera conocemos los bienes patrimoniales del gobernador Gildo Insfran, de sus familiares, testaferros y funcionarios integrantes de su gabinete.

El acceso a la información pública es requisito fundamental para garantizar la transparencia gubernamental y luchar contra la corrupción administrativa. La Declaración Jurada Patrimonial del Gobernador y de su familia debería ser de público conocimiento, como lo es en el orden nacional, porque somos parte de la república.

¿Porqué nunca pudimos conocer su evolución patrimonial en 20 años de gobierno?, pese a que lo obliga la Ley y, a que todos los ciudadanos de a pié tenemos la obligación de rendir cuentas por todo y hacer Declaraciones Juradas permanentes ante la AFIP.

La justicia reiteradamente a afirmado que “la información pública no pertenece al Estado sino que es del pueblo de la Nación Argentina”, y que con “la sola condición de integrante de la comunidad resulta suficiente para justificar la solicitud”. En Formosa nada es público y por ende tampoco transparente.

Por Ley se encuentran obligados a presentar la declaración jurada patrimonial integral los funcionarios públicos y los candidatos a ejercer cargos públicos electivos nacionales, integrantes del grupo familiar, cónyuge, conviviente e hijos menores no emancipados.

Lamentablemente el poco apego a respetar la ley, la falta de compromiso con la ética, la transparencia y con la ciudadanía, demostrados por el gobernador y sus funcionarios impidieron al vecino de Formosa acceder a tan importante información a la que tienen derecho.

El acceso a la información pública es un requisito fundamental para garantizar la transparencia gubernamental y luchar contra la corrupción. La Declaración Jurada Patrimonial del Gobernador y su familia deberían ser de público conocimiento.

Porqué la Escribanía General de la Provincia de Formosa, no la difunde?El ocultamiento va en detrimento de los principios de transparencia y acceso a la información pública, aspectos fundamentales para lograr el fortalecimiento de las instituciones democráticas y la legitimidad de los funcionarios públicos.

Teniendo en cuenta que el gobernador Gildo Insfrán se autopostula para ser reelecto para su sexto mandato, como para completar un cuarto de siglo en el mismo máximo cargo, sin haber nunca rendido cuentas de su crecimiento patrimonial, ni él de su familiares, ni de los eternos funcionarios que lo rodean, sería bueno y oportuno que tenga a bien publicar su declaración jurada como un acto de transparencia, despejando cualquier duda que pueda surgir de las eternas negativas a difundirlas y rendir cuentas de nada.

EN EL ORDEN NACIONAL SI. EN LA PROVINCIA NO

En el orden nacional la Oficina Anticorrupción publica periódicamente las Declaraciones Juradas de los funcionarios del Poder Ejecutivo. En el orden provincial hay corrupción pero no existe Oficina Anticorrupción y –por supuesto- la Fiscalía de Investigaciones Administrativas que ordena la Constitución Provincial, nunca fue creada.

El acceso a la información en esta materia está regida por la Ley de Ética en el Ejercicio de la Función Pública, mediante la  Ley 26.857 y debe contener, tanto respecto de los bienes propios del funcionario público, de su cónyuge, los bienes que integraran la sociedad conyugal, los del conviviente, como la de sus hijos menores de edad en el país y en el extranjero.

Cualquier vecino o contribuyente tiene la obligación de hacer conocer y rendir cuentas de sus gastos y estado patrimonial ante la AFIP. El gobernador NO: todo lo compra y lo paga el estado desde los vales de combustibles, la cuenta del celular, las mercaderías, los pasajes, el Jet privado, hoteles, el gas y hasta la tintura de pelo.

En democracia y en un sistema republicano, es gravísimo que la ciudadana no tenga acceso para ejercer un control adecuado de la evolución patrimonial de los funcionarios públicos, de sus cónyuges e hijos, cuñados, yernos, ni pueda de evaluar posibles incompatibilidades y conflictos de intereses.

En Formosa debería existir una Comisión de Ética Pública y la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, organismo que deberían funcionar como órganos independientes con autonomía funcional en garantía del cumplimiento de la ley, y que nunca fueron creadas de hecho.

Para conocer las declaraciones juradas de Luis Branchi, Isabelino Idoyaga, Hilario Martinez, Estela Escobar, etc, etc, falta mucho, muchísimo que recorrer para convertirnos en una estado democrático, transparente y republicano.

Comments

comments

Comenta aquí