Nacionales

Antes de la intervención de Oil, el Grupo Indalo ofreció vender bienes y empresas

1,036 Visitas totales, 3 Vistas de hoy.

Se trata de “activos no estratégicos” que le generan costos y por los que dijeron tener un comprador no identificado. 

Antes de ser desplazados de la administración de la empresa Oil Combustibles, Ignacio Rosner y Santiago Dellatorre, le pidieron al juez del concurso de la firma, Javier Cosentino, autorización para proceder a la venta de “activos no estratégicos” del ex Grupo Indalo por un valor no cuantificado totalmente pero al menos superior a los 100 millones de dólares.

Así surge de documentos judiciales a los que Clarín tuvo acceso y en los que la firma del ahora excarcelado Cristóbal López, a través del abogado-apoderado Eduardo Favier Dubois, dijo tener un interesado en adquirir esos bienes pero al que no identificó por temor a violar la inhibición que pesa en la Justicia penal sobre los bienes de la firma.

“Por razones de reserva y confidencialidad se nos ha pedido no identificar al oferente salvo que ellos mismos lo consientan tras una autorización legal a presentar su oferta al juzgado comercial y al penal”, dice el escrito presentado por Favier Dubois en el concurso de Oil Combustibles y al que Clarín tuvo acceso.

“Por tales motivos, los oferentes han solicitado a mi parte que gestione una autorización judicial para presentar tales ofertas de modo que su conducta no pudiera interpretarse violatoria de las inhibiciones, comercial y penal, existentes”, añade el texto firmado por Favier Dubois.

Entre los bienes que Oil Combustibles vendería al comprador no identificado se encuentran la hostería El Retorno, de Bariloche, y el hotel Los Notros, de El Calafate, el más cercano al glaciar Perito Moreno.

También el establecimiento Santa Elena, de la provincia de Chubut, la turbina de gas y un generador de 45 megavatios de la firma Alcalis de la Patagonia, terrenos por 128 mil metros cuadrados en barrios cerrados en la provincia de Buenos Aires correspondientes a la empresa CPC, la empresa Paraná Metal, de la provincia de Santa Fe, y la Urbanizadora GEA S.A. Shopping, en construcción en la provincia de Chubut.

Si bien el apoderado de Oil no mencionó el precio de esos “activos no estratégicos” cuya venta podría aliviar la situación de Oil, sí lo hizo respecto de otros bienes para los que la empresa dijo tener un interesado en adquirirlos.

Ellos son la empresa petrolera Cerro Negro, valuada en 20 millones de dólares, un inmueble de CPC en la zona del Tigre cotizado en 28,5 millones de pesos, dos aviones Lear Jet y un helicóptero Bell que costarían en conjunto US$ 15,9 millones y la mitad de un inmueble situado en la provincia de Buenos Aires e identificado como Solares del Buen Ayre por el que obtendría US$ 14,8 millones en efectivo y otro pago de US$ 9 millones, según dice el escrito presentado ante la Justicia.

Estos activos generan costos restando capital de trabajo a las sociedades. La venta de los mismos, que actualmente está inhibida por la medida cautelar penal, cuyo levantamiento se ha solicitado, generaría un importante stock de fondos que permitiría incrementar el capital de trabajo de diversas empresas del grupo como son Oil M&S, OCSA, CPC, y ALPAT, como así en el subgrupo de los medios de comunicación“, dice el texto presentado en la causa.

El juez a cargo del concurso, Javier Cosentino, ya le corrió traslado a la sindicatura y a los co-administradores designados por la Justicia, ahora con facultades plenas durante el próximo semestre y sin Rosner y Dellatorre en la administración, para que opinen sobre la petición del apoderado de Oil Combustibles.

Comments

comments

Comenta aquí