Política

Frente a los agravios de Caraballo y de las autoprorrogadas autoridades del CPA. Aseguran que “ante la falta de argumentos, mienten y agravian”

921 Visitas totales, 3 Vistas de hoy.

Ante el conflicto desatado por la autoritaria autoprórroga  de la duración de los mandatos de las actuales autoridades del Concejo Profesional de la Abogacía de Formosa convalidada por el dividido bloque de diputados del  PJ, y la posterior ilegal sanción de la Ley 1663 que rige el funcionamiento del Concejo de abogados matriculados del foro local, la reconocida profesional del derecho Gladys Bobadilla, que se sumó a solicitar el veto de la misma al Gobernador de la provincia Gildo Insfran, aseguró que sus impulsores ante la falta de argumentos, mienten y agravian. Pero -confió- en que la verdad finalmente triunfará.

Nos impidieron votar y se violó la Constitución, las leyes nacionales y nuestros derechos. Por eso nos duele que nos atribuyan la actual grieta existente y digan que confundimos a los colegas cuando estamos defendiendo la constitucionalidad, la legalidad, cuestionando el atropello a nuestros derechos y diciendo la verdad“, aseguró la abogada Gladys Bobadilla.

CLUB SOCIAL DE SEÑORAS GORDAS CON AIRES AFRANCESADOS

En su argumentación recordó que en 1984, movido por los vientos democráticos, el Dr. Matias Berger nos invitó a un grupo de abogados a reactivar el Colegio de Abogados que estaba “invernando”.Así lo hicimos. Formamos la Comisión de jóvenes abogados y de Abogados del Estado. Fuimos a elecciones como “Profesionalismo independiente” y ganamos. Se logró, en la Presidencia del Dr. Humberto Granada Notario, que a los abogados del Estado, se les pagara un importante adicional que aumentó sustancialmente sus haberes. Trajimos a miembros de la CSJN y a disertantes muy importantes a Formosa. Creamos el Consejo de la Abogacía. Los Dres. Ricardo Cabrera y Marcos Quinteros (fue presidente de jóvenes abogados), ambos, ahora integrantes del STJ, nos acompañaban, igual que otros ilustres colegas sin distinción de banderías políticas. Los aportes eran voluntarios. Nuestros delegados a FACA pagaban sus viajes de sus bolsillos. Defendíamos a los colegas y éramos una referencia en la comunidad. Nos consultaban autoridades, académicos, instituciones. Me siento orgullosa de haber pertenecido a ese glorioso Colegio de Abogados desde la Comisión de Abogados del Estado.

Ya en el Consejo Profesional de la Abogacía, otorgábamos créditos a los jóvenes abogados que lo solicitaban para que adquirieran su computadora y muebles de oficina. Cuando entró en vigencia el MERCOSUR organizamos cursos de portugués al que asistían abogados jóvenes y mayores, magistrados y funcionarios.

También teníamos nuestra Caja Forense (una excelente obra social) que tratábamos de no utilizarla los que teníamos otra obra social para cuidarla. Algunos de nuestro grupo integramos la Comisión Directiva de la Caja y no fuimos nosotros que, en general, estamos al día con nuestras obligaciones para con el Consejo -y lo estábamos con la Caja-, quienes la fundimos.

Por eso nos duele que nos atribuyan la actual grieta existente y digan que confundimos a los colegas cuando estamos defendiendo la constitucionalidad, la legalidad, cuestionando el atropello a nuestros derechos y diciendo la verdad. La Presidente, según la ley 1663, “puede presentar en los Exptes. constancia de deuda y el juez no podrá expedir cheque a favor del profesional hasta que no acredite haber cancelado su deuda con el Consejo”.

Si esto no es afectar los honorarios y perjudicarnos, qué es? Siempre pudieron ejecutar a los morosos y no lo han hecho, siendo malos administradores de nuestros fondos. Que la reforma beneficia a los colegas? Ahora dicen que la ley va a posibilitar el cobro de nuestros honorarios por medios electrónicos ¿? En ninguna parte la ley dice eso. Mienten descaradamente. Pagué el último bono hace días $ 170 y ahora costará $ 340. Los que tenemos más de veinte años de profesión pagamos hasta ahora la matrícula $ 1800. Ahora va a costar $5400. Todo sin consultarnos.

No responden a nuestros reclamos. Los que nada adeudamos no tenemos ningún beneficio adicional. Nos equiparan a los morosos. No hay alicientes para estar al día y tampoco nos prestan servicios. Ahora nos cobran hasta el calendario y ni nos permiten votar. Dónde está el beneficio para los matriculados? Dicen que antes ya se modificó la ley y no dijimos nada.

Pero en las anteriores reformas, no se nos impidió votar ni se violó la Constitución ni las leyes nacionales. A falta de argumentos, mienten y agravian. Pero la verdad triunfará, concluyó la doctora Gladys Bobadilla.

Comments

comments

Comenta aquí