Nacionales

Filtraciones en AFIP: un diputado K y un abogado, de denunciantes a acusados

1,105 Visitas totales, 6 Vistas de hoy.

Rodolfo Tailhade y Alejandro Sánchez Kalbermatten, quedaron en la mira de la Justicia por plantar pruebas en una causa que iniciaron contra altos funcionarios del ente.

El diputado kirchnerista Rodolfo Tailhade y el abogado Alejandro Sánchez Kalbermatten quedaron en la mira de la Justicia a raíz de haber presentado una denuncia falsa contra funcionarios de AFIP fundamentada con pruebas plantadas.En marzo de 2016, el legislador del Frente para la Victoria y ex empleado de Agencia Federal de Investigaciones denunció “la existencia de una estructura dentro de la AFIP dirigida a violar el secreto fiscal de numerosos contribuyentes y preparar carpetas o dossier para ser presentadas a la diputada Carrió a efectos que haga presentaciones y denuncias en distintas causas judiciales”, explicó en su momento Tailhade.

La presentación apuntaba a cuatro funcionarios del ente recaudador: Eliseo Devoto, Jaime Mecikovsky, Adriana Raggi y Alejandro Gustavo González.

Sin embargo, según publica el diario La Nación, el juez federal Claudio Bonadio sobreseyó a los funcionarios de la Administración Federal de Ingresos Públicos y determinó que fueron víctimas de una denuncia falsa.

El diputado Tailhade, una suerte de denunciador serial dentro de las filas kirchneristas, acusaba directamente al contador Mecikovsky como el supuesto líder de esa estructura, bajo el amparo del director general impositivo Castagnola y con “la participación de una serie de empleados de menor jerarquía, todos de la AFIP”.

La causa tuvo su derrotero primero por el despacho del juez Luis Rodríguez, quien ordenó medidas en el marco de la investigación, pero que finalmente se declaró incompetente y entonces la envió al juzgado de Bonadio.

En su denuncia original, Tailhade hablaba de un mail “que llegó a mi casilla de correo institucional en Diputados” con toda la información que luego llevo a la Justicia.

Pero dentro de las pruebas que fueron plantadas para justificar la presentación, expertos informáticos demostraron que en una laptop de la esposa de Mecikovsky, secuestrada por el juez Rodríguez, se insertaron archivos para incriminarlo y así convalidar la acusación de Sánchez Kalbermatten, quien había declarado que encontrarían esos archivos.

Los archivos en cuestión fueron introducidos a través de un almacenamiento externo sin iniciar el sistema operativo existente en la computadora”, determinó el Área de Cybercrimen y la Sección Análisis Tecnológico de la Policía Metropolitana.

El juez Bonadio sobreseyó a los cuatro funcionarios de la AFIP. Y Mecikovsky radicó una denuncia penal para que se investigue quién introdujo esos archivos y cargó contra Sánchez Kalbermatten, procesado junto a Juan Manuel Ducler por los videos de la supuesta extorsión que habría realizado al empresario Sebastián Eskenazi.

Mecikovsky asegura que el abogado Sánchez Kalbermatten está detrás de “una asociación ilícita destinada a intimidar a los funcionarios que están revisando la legalidad de lo actuado por parte de la cúpula de la AFIP y de la DGI”, según consigna La Nación.

Algo de ello puede entreverse en el fallo de Bonadio, que fundamentó su absolución para los funcionarios y aseguró que “se demostró que la anterior administración obtuvo datos reservados subrepticiamente, creando una sección especial para canalizarlos de los sistemas de AFIP y luego posiblemente utilizarlos”. Es decir, por funcionarios K a cargo del cuestionado Ricardo Echegaray.

La denuncia contra el controvertido abogado Sánchez Kalbermatten se suma a la que abogados de la AFIP presentaron contra Echegaray y otros ex altos funcionarios del organismo por una presunta asociación ilícita destinada a delinquir y proteger a figuras como la familia Kirchner, el empresario preso Lázaro Báez, el liberado de prisión Cristóbal López y el ex vice Amado Boudou.

Dicha presentación recayó en el despacho del juez federal Daniel Rafecas.

Comments

comments

Comenta aquí