Nacionales

El contador de los Kirchner perdió su última chance de libertad

1,119 Visitas totales, 3 Vistas de hoy.

La Corte Suprema declaró “inadmisible” un recurso de queja de Víctor Manzanares para lograr su excarcelación.

El detenido ex contador de la ex presidenta Cristina Fernández y la familia Kirchner, Víctor Manzanares, fracasó en su último intento de recuperar la libertad. La Corte Suprema de Justicia de la Nación declaró “inadmisible” el recurso que había planteado ante el máximo tribunal para que se revisara la decisión de los tribunales inferiores de mantenerlo tras las rejas.

“Que el recurso extraordinario cuya denegación motivó esta queja resulta inadmisible. Por ello se la desestima”, dispuso el máximo tribunal en su último acuerdo plenario de ministros. La decisión lleva la firma de los cinco jueces de la Corte, es decir Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti, Elena Highton y Carlos Rosenkrantz.

Manzanares se encuentra detenido desde el 17 de julio del año pasado por orden del juez federal Claudio Bonadio, en una medida ratificada sucesivamente por la Cámara Federal, la de Casación Federal y ahora por la Corte. Los jueces -desde Bonadio hasta la Corte- rechazaron el pedido de excarcelación planteado por su abogado, Carlos Alberto Beraldi.

El histórico contador de los Kirchner, alojado en el penal de Marcos Paz, fue arrestado en Río Gallegos luego de descubrirse que realizaba maniobras para que los inquilinos de propiedades de la ex familia presidenciales le pagaran los alquileres pese a la intervención judicial que hacía pasar esos fondos por una administradora designada por Bonadio.

La obstrucción de la Justicia atribuida a Manzanares se sumó al procesamiento con el que ya contaba en el marco de la misma causa instruida por Bonadio, conocida como Los Sauces, donde la ex presidenta y actual senadora está acusada de ser la jefa de una asociación ilícita dedicada al lavado de dinero.

La causa Los Sauces investiga el “retorno” de fondos por parte de empresarios como los detenidos Cristóbal López y Lázaro Báez a la ex familia presidencial como supuesta retribución por las concesiones de obra pública y diversas licencias desde el Estado.

Manzanares, quien trabajaba para la familia Kirchner desde antes de la llegada del fallecido Néstor Kirchner a la presidencia de la Nación desde la gobernación de Santa Cruz, terminó distanciado de Cristina Fernández como consecuencia de su detención y fracasó en una denuncia que formuló contra Bonadio.

Su abogado defensor, Beraldi, había acusado a Bonadio de haber ordenado la detención de su cliente como parte de la campaña electoral legislativa del año pasado en la que triunfó la coalición gobernante de Cambiemos.

Comments

comments

Comenta aquí