Nacionales

El fallo por la Tragedia de Once, un mal antecedente para De Vido

1,112 Visitas totales, 1 Vistas de hoy.

El ex ministro kirchnerista enfrenta una causa paralela por el siniestro en el tren Sarmiento. Podrían condenarlo con hasta 11 años de prisión.

El fallo de la Cámara de Casación que, aunque con cambios, confirmó las condenas por la Tragedia de Once es un mal antecedente para Julio de Vido. Es que el ex ministro de Planificación durante los 12 años del kirchnerismo enfrenta una causa paralela por el siniestro del tren Sarmiento, en la que podría ser condenado con hasta 11 años de prisión.

La historia de De Vido con la Tragedia tuvo vaivenes. El juez federal Claudio Bonadio, encargado de la primera causa, lo dejó fuera de la investigación, que sí involucró a varios de sus subalternos, como Ricardo Jaime, Juan Pablo Schiavi o Antonio Luna, el ex subsecretario de Transporte Ferroviario que murió en 2015 durante la etapa del juicio oral.

El siniestro, la peor tragedia ferroviaria en la historia argentina, dejó 51 muertos (incluyendo una embarazada) y más de 700 heridos. ¿Por qué De Vido no fue incluido por Bonadio entre los supuestos responsables? En su momento, en Comodoro Py se habló de una supuesta gestión de Alfredo «Freddy» Lijo, hermano del juez federal Ariel Lijo.

Pero si había algún tipo de protección, quedó de lado en diciembre de 2015. Curiosamente, 24 horas después del Día de los Inocentes. Es que el martes 29 el Tribunal Oral Federal N° 2, además de firmar las condenas de Jaime, Schiavi y el resto, ordenó que se investigara la responsabilidad de De Vido. También de Gustavo Simeonoff, el ex jefe de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos, que tenía contacto con la ex concesionaria del Sarmiento, la empresa TBA.

Ya con un enfrentamiento mucho más visible con el kirchnerismo, Bonadio tomó nota del mandato del TOF y, a toda velocidad, en mayo de 2016 embargó a De Vido por $ 600 millones de dólares, y en septiembre lo envió a juicio oral, causa que cayó en manos del TOF 4. Ese juicio comenzó en septiembre del año pasado, y fue la primera vez que el que fuera el ministro más poderoso durante el kirchnerismo estuvo sentado en el «banquillo de los acusados».

Con algunas demoras, el juicio sigue adelante. Ya declararon varios testigos, entre ellos Florencio Randazzo, el ex ministro de Transporte de Cristina Kirchner.

A De Vido se lo acusa de estrago culposo y fraude al Estado, por lo que podría ser condenado a entre 3 y 11 años de cárcel. El ex ministro ya está con prisión preventiva, pero por la causa de las supuestas irregularidades en la licitación de los yacimientos de Río Turbio.

«Que la Cámara haya confirmado la condena a Jaime por estrago tiene trascendencia en la causa contra De Vido«, comentó Leonardo Menghini, abogado de los querellantes y tío de una de las víctimas, Lucas Menghini Rey.

Comments

comments

Comenta aquí