Política

Los ingresos de los legisladores nacionales en la mira de los recortes a los gastos políticos

9,124 Visitas totales, 3 Vistas de hoy.

¿Cuánto ganan y cómo se compone el sueldo de un legislador nacional?. Luego de la crisis cambiaria y la apelación al FMI, el presidente Mauricio Macri, se apresta a proponer a la sociedad y a las provincias un “Gran Acuerdo Nacional para el Desarrollo”, basado en importantes recortes del gasto público y político para achicar el déficit fiscal, sin recortar el gasto social ni mayor presión fiscal.

Como el ejemplo debe empezar por casa y los gobernadores exigirán recortes nacionales iniciales, los gastos; estructuras del Poder Ejecutivo y presupuestos del Congreso de la Nación quedarán en la mira.

¿Cuánto ganan y cómo se compone el sueldo de un legislador nacional?

Los legisladores nacionales tienen un sueldo que se conforma de una manera particular: cobran una “dieta” o salario básico, que se actualiza automáticamente por las paritarias de los empleados legislativos; una suma adicional por gastos de representación, un monto fijo determinado por la Presidencia de cada Cámara; un dinero específico para gastar pasajes (20 aéreos y 20 terrestres de un tramo determinado) que, si no lo usan, pueden recibir en efectivo; y, finalmente, si un congresista es del interior y vive a más de 100 kilómetros de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires percibe un plus por “desarraigo y gasto de representación”, los cuales se calcula como un 35 % del total de su dieta, que no están en el recibo de sueldo, que son 26 mil pesos más en mano. ¿Lo interesante?, que al igual que los sobre sueldos que cobran por el canje de pasajes que ocupan, al estar por afuera del recibo no los afecta Ganancias.

El canje de pasajes (una verdadera caja negra), pueden llegar a representar un adicional de $40 mil para los diputados (35%) y $70 mil (62%) para los senadores, según informó la Fundación Directorio Legislativo.

En la Cámara de diputados, aseguran se decidió eliminar el sistema de canje de pasajes para implementar un pago compensatorio en “gastos de movilidad” para los diputados que no usen los tramos aéreos y terrestres que reciben todos los meses.

¿Cuánto cobra hoy un diputado y un senador nacional?

El sueldo de bolsillo (luego de pagar impuestos y demás descuentos) de un diputado nacional fue en marzo de 2018 de casi $113 mil, pero si un legislador cambiara todos sus pasajes (cerca de $40 mil para los diputados y casi $70 mil para senadores) alcanzaría un salario neto de $153 mil para diputados y $183 mil para senadores. Si a esto se sumara el plus por desarraigo que tienen los legisladores que no son de la Ciudad ni de la Provincia de Buenos Aires, el monto total sería de casi $176 mil para los diputados y casi $206 mil para los senadores.

Si se realiza una comparación con otros salarios, el sueldo máximo posible de los diputados alcanzaría 19 salarios mínimos y diez salarios promedios de docentes con 10 años de antigüedad, mientras que en los senadores esta relación sería de 22 salarios mínimos y 12 salarios docentes promedio.

¿Qué pasa en otros países?

Según un informe de Directorio Legislativo, si bien en diferentes países de la región se contempla la movilidad de sus representantes, la Argentina es el único donde está permitido que los pasajes puedan ser canjeados por efectivo. Además, el país no transparenta este proceso y se necesita de la realización de pedidos de acceso a la información pública y la interposición de recursos de amparo para el acceso a estos datos.

En México, los diputados tienen la obligación de informar el objetivo del viaje y la información se publica luego en una página web oficial. En Chile también existe un buscador que permite saber cuántos pasajes canjeó cada diputado. El Congreso brasileño también publica en su web los pasajes canjeados y sus legisladores además deben realizar un informe sobre las actividades realizadas en cada viaje.

“El problema no es la existencia de los pasajes, el problema es cuando ese dinero público que debería estar destinado para fines representativos y puramente parlamentarios, se convierte en una caja negra -explica en un comunicado Directorio Legislativo-.

El mecanismo tal cual existe hoy habilita todo tipo de abusos con fondos públicos: genera sobresueldos; reproduce prácticas clientelares de la clase política argentina; destina dinero del estado a campañas políticas y da lugar a otro tipo de actividades fraudulentas que hay que frenar”.

Comments

comments

Comenta aquí