Política

Los dos choferes y la enfermera están imputados por transporte de droga con fines de comercialización

 14,414 total views,  6 views today

Los dos choferes de la ambulancia del SIPEC que llevaba 84 kilos de marihuana, y la enfermera que viajaba asistiendo a la niña que tenía que ser operada en el Hospital Garrahan, quedaron imputados judicialmente por el delito de transporte de estupefacientes con fines de comercialización. El domicilio de los tres fue allanado ayer por Gendarmería Nacional y se secuestraron importantes pruebas, computadoras, dinero en efectivo y celulares.

El conductor y su acompañante están detenidos desde el martes a la tarde cuando gendarmes llevaron a cabo el procedimiento sobre la ruta 11, a la altura de la localidad de Lucio V. Mansilla, a 70 kilómetros de esta capital, en el límite con la provincia de Chaco.

La enfermera, sin embargo e inexplicablemente, por intervención de autoridades del Ministerio de Desarrollo Humano y del responsable del SIPEC no fue detenida y continuó viaje rumbo a la ciudad de Buenos Aires en la ambulancia que reemplazó a la que llevaba la droga, ya que era urgente y prioritario que la paciente llegara ayer al hospital pediátrico, donde tenía un turno programado.
El hallazgo de más de 80 kilos en la ambulancia del SIPEC fue producto de un control de rutina, dijeron desde Gendarmería Nacional, indicándose que lo que llamó la atención fueron las dos valijas y la caja que estaban dentro de la ambulancia, donde después se comprobó habían sido prolijamente acondicionados los panes de marihuana prensada que tenían como destino la ciudad de Buenos Aires.
Durante el operativo fueron detenidos el conductor de la unidad de traslado y su acompañante, ambos choferes dependientes del Ministerio de Desarrollo Humano, con 15 años de antigüedad en la función, pero también quedó imputada la enfermera por la cual intercedieron las autoridades del ministerio de DDHH y el responsable del SIPEC para que como si nada continuara su viaje.

Comments

comments

Comenta aquí