LocalesMunicipales

La multitud presente alentó en la plaza a una selección ausente

2,906 Visitas totales, 3 Vistas de hoy.

Desde horas tempranas, ataviados con camisetas, gorros, vinchas y banderas, una verdadera multitud colmó el playón central de la plaza San Martín para alentar a la selección nacional en su partido ante Croacia, siguiendo las alternativas del encuentro a través de la pantalla gigante montada para la ocasión.

Ansiedad, nervios, tensión y angustia predominaron en la cálida tarde, donde la , algarabía del principio quedó opacada por la tristeza del final, luego de la categórica derrota sufrida por la albiceleste que lo deja en una situación incómoda en su pretensión de avanzar a los octavos de final del Mundial Rusia 2018.

Centenares de jóvenes, adultos y familias, con mate y tereré, generaron un clima festivo donde el sueño de ganar y dar un paso clave hacia la clasificación quedó trunco y hecho pedazos luego de la pálida actuación del seleccionado de Sampaoli, que recibió tres dolorosos cachetazos del combinado croata que lo ponen al borde del abismo.

Los contagiantes cánticos y la ilusión del numeroso público duró hasta el increíble error de Caballero; que dio paso a la desesperación, primero, por lograr la igualdad, y, finalmente, se convirtió en tristeza y resignación con el lapidario 3 a 0 que recibió el once nacional.

Pero, más allá de la dolorosa derrota, lo destacable de la tarde fue la masiva presencia de público que alentó desde la plaza San Martín y, a pesar del resultado adverso y la decepcionante actuación de nuestra selección, se fue realizando todo tipo de elucubraciones, pensando que todavía queda un hilo de esperanza, y ante Nigeria estarán nuevamente colmando el paseo principal de la ciudad para hacerle llegar, desde el costado norte de la patria, todo el aliento y el apoyo al combinado nacional porque, si Dios es Argentino, todavía podemos esperar un milagro futbolístico, para darle una gran alegría a la patria futbolera de los argentinos.

Comments

comments

Comenta aquí