Sin categoría

Cómo afecta a la NBA la llegada de LeBron James a Los Angeles Lakers

618 Visitas totales, 3 Vistas de hoy.

Hay jugadores capaces de torcer los destinos de la NBA no sólo por lo que hacen dentro de la cancha sino también fuera de ella. En los últimos tiempos, LeBron James y Kevin Durant, los dos mejores de esta época, lo han demostrado. Y el ex Cleveland vuelve a ponerlo de manifiesto.

No hace falta que la pelota naranja comience a picar: el campeonato de básquetbol más importante del mundo será completamente distinto a partir de su arribo a Los Angeles Lakers.

Magic Johnson y LeBron James se reunieron en un encuentro clave para que la estrella arregle con los Lakers.
Foto: AP

Magic Johnson y LeBron James se reunieron en un encuentro clave para que la estrella arregle con los Lakers. Foto: AP

A James se le cuestionó durante todos estos años, en los que impuso su jerarquía a voluntad, que lo hiciera en la Conferencia Este, la zona en la que menos competencia había y de la que se fueron yendo varios de los mejores talentos de la liga.

Ahora que se mudó, a cambio de 154 millones de dólares por los próximos 4 años, esos críticos podrán estar felices de ver a LeBron compitiendo a diario ante los mejores, ya que durante la fase regular se juegan más partidos contra los equipos de la propia conferencia que contra los de la otra. Pero pierden el detalle de un desbalanceo que se profundiza.

La llegada de LeBron James  a Los Angeles Lakers desbalancea aún más el peso de la Conferencia Oeste sobre el del Este.
Foto: EFE

La llegada de LeBron James a Los Angeles Lakers desbalancea aún más el peso de la Conferencia Oeste sobre el del Este. Foto: EFE

Esta disparidad invita a desempolvar una discusión que se dio hace no mucho, porque antes de comenzar la temporada anterior varios pases más de figuras del Este al Oeste inclinaron aún más la balanza.

En el lado izquierdo del mapa, LeBron se sumará al quinteto fantástico de Golden State, encabezado por Stephen Curry y Kevin Durant; a James Harden y Chris Paul, de Houston; a Damian Lillard, de Portland; a las duplas Paul George-Russell Westbrook (Oklahoma), Anthony Davis-DeMarcus Cousins (New Orleans) y Jimmy Butler-Karl Anthony Towns (Minnesota). Y pueden seguir las firmas…

Lebron James y Kobe Bryant, ídolo de los Lakers, ganaron el oro olímpico en Londres 2012.
Foto: AP

Lebron James y Kobe Bryant, ídolo de los Lakers, ganaron el oro olímpico en Londres 2012. Foto: AP

Del otro lado, en cambio, quedan cada vez menos: apenas Boston, con Kyrie Irving, Gordon Hayward (lesionado) y Al Horford, y Philadelphia, con Ben Simmons y Joel Embiid, asoman como equipos verdaderamente serios. Giannis Antetokounmpo, llamado a ser uno de los dominadores de la competencia en años venideros, aparece algo más atrás en Milwaukee.

Ya en octubre de 2017, el comisionado de la NBA, Adam Silver, debió responder ante los rumores de cambios. Y lejos de negarlos, admitió que una serie de modificaciones ya se barajaba. “Reformar los playoffs es algo que seguimos mirando. Pero demandaría también revisar el calendario de la temporada porque no hay un balance ahora mismo”, decía entonces.

El comisionado reconocía la posibilidad de eliminar las conferencias para armar una tabla única de 30 equipos, con los clasificados del 1 al 16 asegurando su ingreso a la postemporada.

Dos leyendas de Los Angeles Lakers le dieron la bienvenida a LeBron James

En febrero de este año, insistió sobre el tema: “Uno también querría un formato en el que los dos mejores se encuentren en la final. Podría haber una situación en la que los dos mejores de la liga se crucen antes, en la final de conferencia o por ahí. Seguiremos viéndolo. Confío en que encontraremos la forma”.

Mauri Codo

@mauricodo

Por si hacía falta la confirmación de la bombucha:

Este año quedó claro: la final anticipada fue la definición del Oeste entre Golden State y los Rockets, que terminó 4-3 antes de la paliza por 4-0 de los Warriors a los Cavaliers.

Los paradigmas de la NBA se ven trastocados de manera mucho más profunda. Las implicancias del arribo de LeBron a Los Angeles van mucho más allá de los propios Lakers.

Conmoción en la NBA: LeBron James a los Lakers

James le deja a Cleveland un título, el único en la historia de la franquicia y el único que disfrutó la ciudad en 52 años, contando a las otras tres grandes ligas estadounidenses. Eso tendrá un valor incalculable por siempre.

Pero el alero de 33 años también deja a los Cavaliers en una coyuntura que difícilmente termine en otra cosa que no sea las últimas posiciones.

LeBron James será el amo y señor de los Lakers.
Foto: EFE

LeBron James será el amo y señor de los Lakers. Foto: EFE

LeBron, más allá de presidentes de operaciones y managers generales, es determinante en la toma de decisiones a la hora de armar planteles. Por él -o su entorno, según los dichos del jugador- se fue Kyrie Irving, la pieza más valiosa de los Cavs.

Él insistió con las firmas de George Hill, Tristan Thompson, J.R. Smith o Jordan Clarkson, todos ellos entre 12 y 19 millones de dólares sólo para este año.

Sólo Kevin Love queda como moneda de cambio de considerable valor, aunque a los 29 años y pese a seguir siendo de calibre All Star, no tiene la misma valía que otras piezas de la liga.

Con Cleveland, LeBron James perdió 4-0 la última final contra Golden State. Foto: Reuters

Con Cleveland, LeBron James perdió 4-0 la última final contra Golden State. Foto: Reuters

Los Lakers, en cambio, ven un renacimiento que de inmediato los hace esperanzar con reconquistar el trofeo que levantaron 16 veces. Tienen la posibilidad, por espacio salarial, de contratar otro jugador de jerarquía top. El principal apuntado es Kawhi Leonard, que no quiere jugar más en San Antonio y quiere irse a Los Angeles. Querían a DeMarcus Cousins, pero arregló con los Warriors.

Ya se hicieron con los servicios de un -¿ahora ex?- símbolo de Boston como Rajon Rondo, que aportará sus años de experiencia y apuntalará al prometedor Lonzo Ball. Y sumaron a Lance Stephenson, un talento polémico y peleador que varias veces intentó volver loco a James como rival.

Ahora, el Rey de la liga será el sexto que vestirá la mítica musculosa púrpura y dorada entre los ocho máximos anotadores de la historia: se suma a Kareem Abdul-Jabbar, Karl Malone, Kobe Bryant, Wilt Chamberlain y Shaquille O’Neal. Los dos únicos de esa lista que no jugaron en los Lakers fueron Michael Jordan y Dirk Nowitzki.

Lonzo Ball

@ZO2_

Y’all really thought he was gonna pass up the greatest city in the world… ?

Dos ídolos y pentacampeones con los Lakers lo recibieron a lo grande. “Bienvenido a la familia”, dijo Kobe Bryant. En tanto, Kareem Abdul-Jabbar aseguró: “La adquisición de LeBron James significa que los Lakers están a un paso de ser verdaderos contendientes”.

LeBron le dará su juego al equipo grande de la ciudad, pero también se nutrirá de todo lo que rodea a ese punto estratégico comercial estadounidense.

Tiene casas en la zona, suele pasar ahí sus meses fuera de competencia y cuenta con intereses en compañías de entretenimiento: es dueño de una productora y de una plataforma de redes sociales.

Sacudir la liga, como si fuera poco, fue apenas una parte.

Comments

comments

Comenta aquí