Política

La mujer que denunció brutal golpiza por parte de un Concejal PJ aseguró tener “miedo” del poder

3,768 Visitas totales, 3 Vistas de hoy.

El domingo, en el programa “Periodismo Para Todos” conducido por el periodista Jorge Lanata, que se emite por Canal 13, la formoseña Mónica Álvarez contó que fue golpeada por un concejal del Frente para la Victoria de la localidad de Villa 213 y que luego de denunciar el hecho ante las autoridades fue despedida de la Municipalidad, donde prestaba servicios realizando limpieza.

Álvarez era empleada municipal desde hacía casi diez años y fue en ese ámbito donde conoció al concejal Alberto Ríos. Tuvieron una relación durante dos años.

Este hecho causó indignación en la opinión pública no solo por la violencia ejercida contra la mujer y el injusto despido, sino por la respuesta que dio al respecto el intendente de dicha localidad, Lorenzo Schmid, cuando fue consultado por los periodistas. El jefe comunal  reiteró varias veces que “no es la primera vez que le pasa” y destacó que era la víctima quien tenía “problemas con los hombres”. Hasta incluso dijo que “dudaba” de las fotos y el informe médico.

“¿Por qué hay tanta violencia de género? No sé, ha de ser porque el hombre se saca de la paciencia de la torturación (sic) que le hacen las mujeres. Porque, entre nosotros, son las torturadoras ustedes”, le dijo divertido Schmidt a la cronista.

Luego de que trascendiera la denuncia, el Frente para la Victoria logró frenar el juicio político contra Ríos haciendo votar al propio implicado en el Concejo Deliberante.

Los hechos en primera persona

En contacto con el Grupo de Medios TVO, la victima relató por lo que tuvo que pasar y aseveró que “después de que la noticia se difundió a nivel nacional recibió algunos mensajes de que podían tomar represalias. Fueron ‘avisos’ de que me cuide”.

Al hablar de cómo inició la relación con el edil detalló: “yo trabajaba en la Municipalidad, y él también aunque nos conocíamos desde hace mucho tiempo. Un día me invitó a salir y yo acepté. Todo marchaba bien hasta que empezó a ponerse violento”.

Y continuó: “discutíamos porque yo le decía que dejé de meterse con chicas menores de edad, que eso no correspondía, que él es un concejal y tenía que cuidarse. Entonces él se enojaba por lo que yo le decía”.

Al referirse al momento que fue brutalmente golpeada aseveró que “ese día él había llevado a dos jóvenes vecinas mías, entonces la mamá de ellas me preguntó si yo tenía algo con el señor Ríos, le respondí que no. Ella le mandó un mensaje a él diciéndole no sé que cosas, y la cuestión que cuando regresó a traer a las chicas (una menor y la otra mayor de edad) me dijo que quería hablar conmigo. Cuando subí al auto -lo hice porque nunca pensé que me iba a golpear- él me pegó la cabeza contra el tablero, me dejó el cuello morado y me rompió la boca”, relató Álvarez agregando que mientras era golpeada también era insultada.

“Yo decidí hacer la denuncia porque una amiga me dijo que la haga y que ella me iba a acompañar. Nos fuimos a Pirané donde radicamos la denuncia y volvimos. El día lunes llegó la denuncia a 213″, confió.

Seguidamente expuso que tras lo ocurrido le envió mensaje al Intendente, pensando que recibiría apoyo pero resultó todo lo contrario. ”Yo pensé que él me iba a defender, pero lo que me respondió fue que espera que eso me sirva de lección y no me relacione más con casados o solterones con hijos”, recordó y “luego de eso sacó las llaves en donde yo limpiaba. Él dijo en la nota que no me despidió pero yo lo tomo como un despido”.

Por otro lado, la víctima fue consultada por si es que la Secretaría de la Mujer tomó intervención en su caso, donde respondió que no y que “cuando me acerqué me dijeron que ellos me iban a llamar, que me iban a conseguir el turno con la psicóloga y la psiquiatra porque yo soy depresiva, pero nunca lo hicieron”.

“Cuando se enteraron de que iba a salir el informe a nivel nacional me llamaron y me pidieron que me acercara  la capital”, lamentó la mujer.

Asimismo, Álvarez reconoció que desde lo sucedido no vive tranquila y tiene “mucho miedo”. “Debido a lo que pasé me tuvieron que medicar, yo tengo mucho miedo del poder, este concejal forma parte del poder, es amigo del intendente”, disparó.

“Espero que se haga justicia, creo que el Juez se va a dar cuenta de que este hombre es un golpeador”, finalizó diciendo esperanzada en que la “verdad salga a la luz”.

 

Comments

comments

Comenta aquí