DestacadasLocalesOpinión

No fue magia… fueron bolsos y cuadernos

7,916 Visitas totales, 3 Vistas de hoy.

OPINIÓN: Pablo Dócimo | Si decimos frases como “a vos tan mal no te va gordito”“si quieren les doy una pista”, “el que depositó dólares recibirá dólares”, “que lindo es dar buenas noticias” y otras tantas, la inmensa mayoría de los argentinos sabemos perfectamente bien a quienes pertenecen y en qué contexto se dijeron todas y cada una.

El kirchnerismo, gracias al relato, acuñó varias, como por ejemplo “vamos por todo”, “el amor vence al odio”, “la patria es el otro” y muchas más; sin embargo hay una que es insuperable, pero además de insuperable es indiscutible e innegable: “No fue magia”.

Por supuesto que no fue magia, de ninguna manera. No fue magia, fueron cientos y cientos de bolsos repletos de millones de dólares; tantos, que podemos decir sin temor a equivocarnos que sin dudas, gracias al kirchnerismo, Argentina es el país campeón mundial de la corrupción.

Y fueron cuadernos; fueron los apuntes de un chofer lo que desencadenó el inicio de una investigación que ya es la más escandalosa e inimaginable de la historia.

Realmente, a esta altura de las circunstancias, es muy difícil agregar algún dato nuevo, o algo que todavía no se haya dicho sobre los cuadernos de Centeno, o mejor dicho, sobre lo que éstos desataron, el caso de corrupción más grande, como dijimos, de la historia de la humanidad.

Y no es exageración. Hasta la aparición de los cuadernos, el caso de corrupción más grande o importante de la historia había sido el “Lava Jato” en Brasil.

Se estima que entre 2004 y 2012, cerca de 8.000 millones de dólares fueron licuados por esta red criminal que operó en toda América Latina, pero se calcula que el monto total sería de aproximadamente 9.000 millones de dólares.

Anterior a éste, el caso más importante de corrupción a nivel mundial era el “mani pulite”, un proceso judicial italiano llevado a cabo por el fiscal Antonio Di Pietro en 1992, que descubrió una extensa red de corrupción que implicaba a los principales grupos políticos del momento y a diversos grupos empresariales e industriales.

Se estima que en este caso, el fraude fue de aproximadamente 5.000 millones de dólares.

Estamos hablando de cifras siderales, realmente inimaginables, 5.000 millones de dólares por un lado, 9.000 millones por otro, mientras que en el “cuaderno gate”se deduce según los montos que, solo en obra pública, el fraude fue de aproximadamente 36.000 millones de dólares.

Claro que no fue magia. Ningún mago, ni cientos de magos juntos podrían hacer desaparecer 36.000 millones de dólares, que es solo una parte de lo robado.

Imagine que falta saber cuánto fue lo que robado a través de la ANSES, PAMI, Fútbol Para Todos, pauta oficial, actos públicos y muchas cosas más.

Realmente, la cifra es incalculable, y como ya hemos dicho es difícil aportar algún dato nuevo, salvo alguna reflexión.

En Argentina se dice que los militares tuvieron un “plan sistemático de desaparición de personas”; sin embargo, el peronismo siempre tuvo dos: uno cuando son gobierno, que es el “plan sistemático de robo y corrupción”, y el otro es el “plan sistemático de desestabilización de gobiernos no peronistas” cuando son oposición.

No fue magia… según ellos se trataba del “modelo de inclusión social con matriz de producción diversificada”, pero en realidad fue el “modelo estructural de robo y corrupción kirchnerista”.

La realidad es que esto, por suerte, es imparable, y recién comienza, porque hay otra cuestión, y es la auditoría que está llevando adelante en forma silenciosa elConsejo de la Magistratura a los jueces cómplices de toda esta trama delictiva.

A esta altura, al kirchnerismo habría que juzgarlo por delito de lesa humanidad, porque lo que hicieron, tranquilamente se podría llamar “terrorismo de estado económico”.

Comments

comments

Comenta aquí