Sin categoría

Campaña y Armani dejaron en cero un duelo vibrante entre Independiente y River

494 Visitas totales, 3 Vistas de hoy.

Parece difícil de creer, casi que hay que pellizcarse en el Libertadores de América. Después de tanta intensidad, de ese ida y vuelta frenético, de una birome que se queda sin tinta de anotar tantas situaciones claras, de este partidazo… Sí, resulta inverosímil ese cero a cero que se dibuja bajo la luna de Avellaneda. Porque jugaron un clásico espectacular Independiente y River. Brindaron noventa minutos cargados de adrenalina, con jugadas de peligro en cada área y sólo es posible explicar esta noche vacía de gol en las manos de Martín Campaña y Franco Armani, dos arqueros de Selección, extraordinarios, de los mejores del continente. Le bajaron la persiana a sus tres palos. Se corporizaron en murallas. Entonces, la serie quedó abierta. Y esta historia copera se definirá el 2 de octubre en el Monumental.

Todo lo bueno que produjo River en el primer tiempo murió en las manos de Campaña. Todo lo lúcido que resultó Independiente en el segundo chocó contra los guantes de Armani. El uruguayo sostuvo su arco en los cuarenta y cinco minutos iniciales y en ese final en el que su equipo perdió terreno en el mediocampo con la salida de Nicolás Domingo. El santafesino tapó una pelota sobrenatural. A Emmanuel Gigliotti se le debe haber venido a la cabeza Marcelo Barovero, como cuando falló el penal en la Copa Sudamericana, hace cuatro años. El Puma tenía servido el gol. Pero el todopoderoso arquero de la banda roja se incorporó cuando estaba vencido y bloqueó el disparo del delantero.

Dinámico, intenso, punzante por las bandas… Así salió River en el primer tiempo, dispuesto a cargar con la mayor responsabilidad del partido. Atacó de entrada y lo sometió a Independiente. Utilizó los laterales, lanzados al ataque con mucha agresividad. Primero, Gonzalo Montiel. Después, Milton Casco. Siempre con Gonzalo Martínez lúcido para cambiar de ritmo y filtrar el pase. Fue una puñalada cada habilitación del Pity. A espaldas de Silvio Romero y de frente a Fabricio Bustos. Encontró vulnerabilidad por ese sector. Y lo aprovechó en todo momento.

Comments

comments

Comenta aquí