Política

El feudo trasnochado de los negociados

10,295 Visitas totales, 3 Vistas de hoy.

Nos hemos referido en esta página a Formosa como una de las provincias que ilustran las peores lacras del ejercicio feudal desbocado del poder. Su “gobernador vitalicio”, Gildo Insfrán, ocupa ese cargo desde diciembre de 1995 y su gobierno se ha caracterizado por la prepotencia, el abandono de las comunidades indígenas, la persecución a los opositores y un rancio kirchnerismo que en la anterior administración llevó a la provincia a involucrarse muy seriamente en los negociados del exvicepresidente Amado Boudou.

Ahora, Insfrán ha vuelto a quedar bajo la lupa de la Justicia debido a una denuncia que lo involucra en la megacausa de las operaciones con declaraciones juradas anticipadas de importación (DJAI), que permitieron la fuga de centenares de millones de dólares.

Recientes declaraciones ante la Justicia del exempresario Mariano Martínez Rojas, convertido en arrepentido en la mencionada megacausa, motivaron una serie de allanamientos a las oficinas de la Tesorería y Contaduría de la gobernación formoseña, y la detención de Osvaldo Rolón y Alfredo Pereira, sospechados de haber intervenido en aquellas operaciones. Rolón habría sido uno de los secretarios del gobernador Insfrán, dato que negaron desde la gobernación.

Martínez Rojas, quien se encuentra procesado, afirmó que parte del dinero empleado en las maniobras procedía de Formosa y que el gobernador facilitaba las operaciones que simulaban el ingreso de contenedores vacíos. Martínez Rojas agregó que cambió cheques de Formosa “provenientes de negocios con la obra pública” por cifras millonarias en la Bolsa de Buenos Aires. La gobernación también lo negó.

En caso de probarse no sería la primera vez que el gobernador se valió de la provincia a la que debería servir, para oscuros negociados. En 2010, Formosa pagó 7,6 millones de pesos a la empresa The Old Fund, involucrada en el caso de la eximprenta Ciccone, por un presunto asesoramiento a los funcionarios provinciales que negociaron con el gobierno nacional el canje de deuda. Esa operación se efectuó cuando Boudou era ministro de Economía. Pero The Old Fund carecía de antecedentes en la materia y todo, menos el pago, habría consistido en una simulación. The Old Fund fue contratada por el gobierno formoseño sin licitación ni concurso. Un funcionario muy cercano a Insfrán, Martín José Cortés, director y presidente del Banco de Formosa, retiró 2,2 millones de pesos de los 7,6 millones.

Aquellas sospechas se confirmaron cuando Alejandro Vandenbroele, otro arrepentido, finalmente declaró que The Old Fund nunca asesoró a Insfrán para renegociar la deuda provincial.

Formosa es una de las provincias más pobres con un gobernador eternizado en su cargo y cebado en el ejercicio de un feudalismo trasnochado. Pocas letras de diferencia encierran las palabras feudalismo y federalismo, pero lo cierto es que ambos conceptos se encuentran en las antípodas, por más que algunos mandatarios provinciales proclamen el federalismo, pero ejerzan el feudalismo.

Comments

comments

Comenta aquí