Opinión

DIVERSIDAD DE GENERO EN FORMOSA, UN DEBATE PENDIENTE

5,402 Visitas totales, 3 Vistas de hoy.

La temática de la diversidad y la ideología de género es toda una cuestión cultural que me parecían algo lejano, tanto cultural como geográficamente, pero hace poco tiempo me tocó vivir una situación mucho más de cerca,

Primero debo compartir la experiencia… para que vean que no se trata solamente de ignorar o esquivar los temas de nuestra sociedad en la convicción de que como uno no pertenece a esas minorías estos temas no lo afectan porque es ahí cuando la realidad te lleva puesto y te das cuenta que se trata de un debate importante y pendiente, que evadirlo sería no solo un acto de irresponsabilidad sino de cobardía.

Dando vueltas con mi novia, (aclaro que somos una pareja absolutamente y aburridamente heterosexual) un sábado por la noche y enterado de que un grupo de música que nos agrada mucho, actuaba esa noche en un pub muy de moda ubicado en la calle Mitre casi 25 de mayo frente al juzgado federal, así mientras tomaba una cerveza y  gozaba de la buena música,  en determinado momento mi novia me aviso que se iba al baño, después de un largo rato reaparece con un gesto de preocupación, y me relató lo que le había ocurrido…

Es así que ingresada ya al baño de “DAMAS”, mientras estaba en el box individual sentada en el inodoro, pudo oir dos vozarrones masculinos que charlaban animadamente en el toilette frente a los lavabos y espejos, grande fue la sorpresa de mi novia que llegó a pensar inclusive que se había equivocado y jhabía entrado  por accidente al baño de hombres, luego de esperar un buen rato sin animarse a salir pudo oír una voz femenina que se sumó a la charla, fue en ese momento que se animó a entreabrir temerosamente la puerta del box y así pudo ver a la dueña o administradora del pub, conversando animadamente con dos travestis de más de 1,80 y entre 85 y 90 kilos calculo cada uno de ellos, que se acicalaban retocando su maquillaje frente a los espejos.

Más tranquila y respaldada por la presencia de la Señora a continuación y con mucha cautela mi novia salió sigilosamente del baño, y al salir volvió a mirar el cartel que efectivamente confirmó…era para mujeres.

Debo confesar que no me agradó mucho la idea de que mi mujer o cualquiera de otras mujeres o niñas adolescentes que vi allí se vean obligadas por imposición a compartir los sanitarios, con estos Señoras/es.

Esta fue la situación bastante engorrosa que padecimos una pareja que a pesar de tolerar perfectamente los derechos de estas nuevas minorías, entendemos que no necesariamente debemos  estar obligado a compartirlos o coprotagonizarlos, quiero decir que estoy absolutamente convencido que de la misma manera en que yo reconozco y acepto los derechos de un señor que afirma ser señorita o de una señorita que afirma ser señor, entiendo que cualquiera de ellos debería tolerar, aceptar y respetar a aquellos que elegimos nuestra identidad biológica y elegimos la heterosexualidad…

Sería terrible que de una sociedad autoritaria machista y homofóbica pasemos sin etapas a una sociedad autoritaria asexuada y heterofóbica. Bueno tampoco quiero dramatizar pues el caso particular que acabo de comentar y que según averigué ocurre desde siempre en  este conocido Pub, se resolvería fácilmente con un tercer baño para la diversidad en el cual tengan libre y abierto acceso todos aquellos que pertenezcan a alguna de estos Colectivos y aún aquellos heterosexuales que decidan hacer uso de esas instalaciones,  lo hagan con conocimiento previo y por propia decisión pero no como en este caso por sorpresa e imposición.

Ahora este caso puntual nos indica que estamos viviendo nuevos tiempos con nuevas culturas, y si bien uno trata de ser abierto y amplio y respetuoso de los derechos de nuevas minorías no creo que la idea sea que se las instale solo por imposición fáctica, porque sería tan autoritario como lo que dicen querer combatir, por eso para evitar episodios confusos y hasta conflictivos yo creo que sería constructivo y conducente, debatir estos temas en nuestra provincia, nuestra ciudad, nuestra sociedad y adecuarlo a nuestras particularidades y cultura.

Y debe ser nuestra clase política concejales, diputados, referentes sociales los que deben llevar adelante este debate del que inclusive deberían derivarse reglamentaciones, ordenanzas, legislaciones que contemplen, regulen y hagan más amable nuestra convivencia. Para que se puedan contemplar y respetar los derechos y la condición de todos y donde nadie se lleve puesto a nadie.

Un vecino

 

Comments

comments

Comenta aquí