Política

En Formosa se viola la Constitucional Nacional y los Derechos Humanos, es como vivir en  dictadura militar

La Lic. Sonia Pérez delegada de ATE Ibarreta en comunicación con Radio Nacional Formosa hizo referencia a la situación de los empleados suspendidos del Hospital de Comandante Fontana a quienes les adeudan dos meses de salario y la contante persecución a los trabajadores del área de salud por parte del gobierno provincial.

La gremialista enunció que los hechos se suscitaron hace varios meses atrás por un caso de violencia laboral entre compañeras de trabajo, donde se agredió físicamente a una empleada del nosocomio mencionado supra, la cual es afiliada de ATE, y presentó la denuncia inclusive a la directora Lisa Barrios, pero esta no tomó cartas en el asunto, por ello debió dar ingreso al Ministerio de Salud, porque la provocación fue en horario laboral y frente a los pacientes, ya que la víctima se desempeña como enfermera al igual que su agresora, por esto se solicitó al gremio intervenir con la jefa del lugar quien en dialogo con los delegados de ATE solicitó 15 días de plazo para resolver el problema, pero esto nunca sucedió, tomando desde ese momento una postura autoritaria, diciendo que se harían las cosas como a ella le parecía.

Ella dijo que las cosas se harían como ella quiere, y comenzó con malos tratos hacia los compañeros, que por esto no tuvieron ya predisposición, porque no estaban pidiendo ni siquiera aumento de salario sino que se los trate como a seres humanos, con respeto, en forma arbitraria la directora comenzó a cambiar a los trabajadores de sus funciones, a quien estaba en vacunación y se capacitó para eso la mandó a lavandería, demostrando con esto que hay persecución, manoseo hacia los trabajadores

Además expuso “entonces decidimos como sindicalistas convocar a asamblea porque esta es una facultad que tenemos de poder hacerlo sin previo aviso, al convocar la asamblea en el lugar de trabajo como corresponde, se comenzó a sumar gente del pueblo, pero no porque los incitamos sino porque los malos tratos también es con los pacientes, solo que la gente no quiere denunciar, típico del formoseño que se calla y se aguanta, agacha la cabeza, pero eso no quita que esté en emergencia el sistema de salud, y no solo en Fontana, yo trabajo en Ibarreta y de seguro me llegará el sumario de suspensión porque tampoco cobre mis haberes, en la localidad de Las Lomitas también son apretados de esta forma los compañeros”.

El área que más sufre esta circunstancia es enfermería porque son los que están las 24hs al servicio de la gente, y la directora del Hospital de Fontana está allí puesta, porque es cuñada del ministro de salud, por ello es responsable junto al gobernador Gildo Insfran de esta situación

Por otra parte señaló que «ellos son los gobernantes y deben hacerse cargo de lo que les ocurre a los trabajadores, a quienes les están sacando el pan de la boca de sus hijos, siendo algo muy grave, porque no están cobrando, y no contento con esto les bloquearon sus cuentas es decir que no pueden acceder ni siquiera a sus ahorros para mantenerse, es algo increíble como en Formosa avasallan los derechos, porque esto lo hace el Banco con arreglo con el gobierno, y si no se tiene derecho a trabajar, a cobrar los salarios, a la alimentación, a la salud, a pensar distinto y expresar cuando se están haciendo mal las cosas, porque las amenazas se dan incluso por publicar en las redes sociales».

Esta señora está jugando con la salud de la gente, improvisando, nos encontramos en emergencia solo por estar en épocas de contiendas políticas y por ello están apretando a los trabajadores, y lo peor es que ni siquiera sabemos por qué o adonde quieren llegar, hemos presentado documentos, cartas al gobernador, al Dr. Decima pero nunca contestan

Continuó indicando “en Comandante Fontana desde que ocurrió todo esto, para que se los atienda la gente debe pasar primero por el policía quien determina que es lo que le pasa, hace el diagnostico primero, porque esta sitiado el hospital, al igual que el Centro de Salud de DAPRATO que es dependiente del hospital del lugar, está cerrada la sala porque allí hay empleados que son aborígenes, que fueron sumariados y tampoco cobraron sus haberes, entonces no hay personal, ellos dicen que no hay recursos humanos pero están sacando al personal de los hospitales, y esta señora solo se rodea de agentes sanitarios más allá de que no tengan culpa en esto porque solo son trabajadores, y es a estos a quienes ponen en la guardia de enfermería, los ponen a practicar porque el agente sanitario no está capacitado para realizar ningún tipo de intervención invasiva,  su trabajo es social, no es lo mismo que un enfermero universitario, es decir están jugando con la salud de la gente, improvisando, y ni reuniones podemos hacer porque todo eso agregaron al expediente, parece la época de la dictadura militar”.

Se viola la Constitucional Nacional y los Derechos Humanos, siendo esto algo muy triste, y lo peor es que se consigue que la gente tenga miedo hasta de utilizar sus redes sociales, algo que genera mucha impotencia

Pérez dijo para culminar que está prohibido hasta juntarse con compañeros de trabajo en cualquier lugar, algo ilógico, si se piensa distinto no es posible decirlo porque se pierde el trabajo, por ello en todos los hospitales se están levantando los trabajadores, como el caso de Clorinda que sucede lo mismo, no respetan nada, ni los fueros sindicales, el derecho a manifestarse, se viola la Constitucional Nacional y los Derechos Humanos, siendo esto algo muy triste, y lo peor es que se consigue que la gente tenga miedo hasta de utilizar sus redes sociales, algo que genera mucha impotencia.

Comments

comments

Comenta aquí