Deportes

Masche: vida de soltero y el pelo que perdió por la Selección

Mirá las ricas explicaciones de Mascherano, hablando de cómo es su día a día en China y de su look. Messi, Icardi, sus hijos y más.

Javier Mascherano contó en charla con “No tenemos pelotas”, por FM Late, que hay chances de que se sume como Mayor a los Juegos Panamericanos con Bocha Batista de DT: “De la Selección yo ya me fui. Para esto hubo una primera charla y veremos… No tendría problemas, no es la Selección Mayor, de la que ya me retiré. Pero no veo nada mal de ir con chicos de 20 años a aportar mi granito de arena, me serviría para rejuvenecerme. Puede aportar más en la convivencia y en vivir algo diferente. Sería algo lindo convivir con chicos más jóvenes. Tener ese roce en el final de mi carrera. Yo no me invité, me invitaron”, contó uno que fue símbolo del equipo durante mucho años.

En medio de ese rico ida y vuelta, Masche habló de cómo es su vida en China y cuestiones de su vida privada. ¿Cómo la maneja en un fútbol distinta y en una ciudad tan top com Beijing? “Veo Netflix, no soy de historias de aventura sino que estoy con la séptima temporada de Homeland, son gustos”, dijo. En un momento se tocó el tema de su look sin pelo, desde hace muchos años. “Fijate que yo a Barcelona llegué con rulos, jaja. ¿Si se me cayó el pelo por la Selección? Suma seguro haber perdido el pelo, no vamos a negar eso. Pero mejor que me quedé pelado, volvería a hacer ese sacrificio. Era una especie de Bart Simpson, me crecía el pelo para arriba, con una mezcla de Crosty”.

De su vida en China, adonde tiene contrato hasta fin de año, contó que “yo vivo en un departamento de soltero, vivo solo, no estoy con la familia. No es tan fácil a veces la vida del jugador, jaja”. ¿Ni un gato doméstico como compañía? “Nada de animales, no porque quién lo cuidaría… los viajes son muy largos, cada vez que jugamos tenemos entre dos y tres días de viaje. Mi vida siempre fue tranquila, incluso en Liverpool, Barcelona, Corinthians, West Ham… Soy muy casero. El estar más solo te da más tiempo para descansar, no ocupar el tiempo de la familia. Para leer, ver tele, salir a pasear un poco para conocer. Y miro tele argentina en la madrugada de acá”. Sobre el día a día y el lenguaje, dijo que “del idioma agarré sobre todo palabras para adentro de la cancha, porque si no me enfermo. Es otra vivencia distinto de lo que em había tocado vivir en mi vida, no es fácil no poder comunicarte, transmitir lo que uno quiere transmitir muchas veces. Pero me sirve a mi edad para el futuro, para ver cómo uno puede gestionar muchas cosas, inclusive la frustración. Estoy sacando muchas cosas positivas para el día de mañana”.

Cuando se le preguntó por la política, tiró que “estoy en China y me estás pinchando con esas cosas, ¿qué te parece jaja?… Uno va teniendo sus posturas e ideas, te vas inclinando bajo una línea de pensamiento. No digo a quién voto, debe ser secreto. Después uno hace el análisis”. Le preguntaron sobre cómo caen las críticas en su entorno familiar y respondió que “mis hijas son más grandes, saben por qué me putean jaja porque me vieron jugar. Tengo además un hijo chiquito que no es consciente y no tiene que convivir con eso por suerte. Tengo la suerte de contar con una familia que se abstrae mucho de lo que es mi profesión, han tratado de no contaminarse ni intoxicarse de estas cosas y eso ha sido una ventaja importante. Pero las críticas aunque duelen no las tomo a título personal, hoy hasta me río de mí mismo y me hago chistes yo mismo. Siempre lo tomé como parte de lo global, no digo que esté bien o esté mal pero desde chico convive con este tipo de cosas”.

Otro temas que tocó en una charla relajada fue sobre el Mundial y la relación de los jugadores con Sampaoli: “Nadie volteó a nadie, queríamos lo mejor para Argentina estando en una situación límite de un partido trascendental como contra Francia; yo terminé bien con Sampaoli, con los entrenadores hay un respeto piramidal con respecto a los jugadores. Con respecto a lo del club de amigos siempre dije lo mismo, prefiero mil veces perder con un amigo que ganar con un enemigo. He estado orgullosísimo de perder las finales que hemos perdidos con la gente que tuve al lado, llorar con ellos y sufrirla con ellos. Hasta el día de hoy les deseo lo mejor a los que siguen para que puedan coronar lo que no pudimos. Vamos a ser los primeros en festejar y celebrarlo, hay que darles buenas energías”.

Y más perlas al toque de Mascherano, siempre pendiente de la Selección:

* “Nunca encontrás un jugador completo que te pueda cumplir en todas las facetas. Lea Paredes, Guido Rodríguez y Giovanni (Lo Celso) pueden jugar en esa posición. Estos chicos están empezando, no hay que entrar en comparaciones conmigo, depende de la idea del entrenador . No analizo la lista de la Selección pero como hincha uno está ilusionado de que pueda ir muy bien”.

“Hablo seguido con Scaloni, tengo una relación con él desde que jugamos el Mundial 2006. Siempre hay algún mensaje antes de los partidos, deseándole lo mejor. Le tengo aprecio y cariño, no me meto en temas futbolísticos, hay buena onda. Cuando se dio la posibilidad de que agarrase como interino, uno sabía que se estaba buscando entrenador mientras él tenía la chance de estar por una cantidad de partidos; hoy en día es el entrenador y si lo eligieron es por algo, nadie te regala nada: supo aprovechar la oportunidad y ojalá que le vaya de la mejor manera en la Copa América”.

* “A Messi lo miro como un espectador, disfruto y qué otro jugador en el mundo te va a garantizar mejor espectáculo que Mess? Nadie. Ojalá que el mejor siga dando espectáculo. Lo celebro y más por la amistad que tengo, porque sé lo que siente por la Selección y otras cosas más”.

“Mauro (Icardi) comía en nuestra mesa, sino que lo desmienta él, aunque no voy a decir quiénes estaban en ese mesa. Somos gente grande… no estábamos para hacer bromas en ese momento, cuando nos estábamos quedando afuera. ¿De qué rumor me hablás? Yo no me voy a hacer cargo de algo que dice él, me preguntaste si fue bien aceptado y te digo como todo. La Selección no es de nadie, es de todos. Los que estuvimos la auerte de estar mucho tiempo es porque lo alimentamos partido a partido, pero no tiene dueño. Es de todos y no es de nadie, siempre lo vi de esta manera. Mauro comía en nuestra mesa sin ningún problema, pero no puedo analizar la declaración de él. Amigo de la Selección tengo siete en los últimos 15 años que estuve, después fueron muy buenos compañeros y de todo tipo”.

Comments

comments

Comenta aquí