DestacadasPolítica

Olivera le reclamó al gobernador Insfran, urgentes gestiones para proteger a Formosa de las inundaciones

El candidato a intendente capitalino, Fabián Olivera reclamó “una decisión política” de urgencia al Gobernador Insfran, para “darle prioridad extrema a obras de defensa de la ciudad” para atender las eventuales consecuencias de los cambios climáticos que estamos padeciendo, “cuyos efectos no dejan de dar muestras cada vez más frecuentes con lluvias intensas y el desplazamiento de las aguas de los ríos que circundan la región”.

El dirigente se  sustrajo por espacio de algunos minutos de su apretada agenda de actividades políticas para ocuparse de un tema del que muchos de sus competidores sólo incorporan a la campaña para responsabilizar al intendente municipal de Formosa, Jorge Jofré, de las inundaciones que soportan hoy varios barrios de la ciudad.

El Gobierno provincial se olvida de las estaciones de bombeo

“Todos los que tenemos responsabilidades sociales debemos ser muy prudentes con este escenario; creer que esto sucede porque la Municipalidad no lo limpia los desagües, o el Gobierno provincial se olvida de las estaciones de bombeo es de una ignorancia extrema, que no mide el fondo de una situación que hace años está dando muestras cada vez más angustiantes de los cambios en la naturaleza”, contextualizó.

Olivera advirtió también que desde el punto de vista meteorológico estas precipitaciones responden al clima tropical en una región templada y eso es el cambio climático.

“El desplazamiento de lluvias del centro de Brasil al noreste argentino no se trata del calentamiento global sino del cambio climático”, planteó tomando como sustento la posición de una consultora de ese país vecino. «Esto que está ocurriendo es totalmente inevitable; supera la capacidad del hombre, y es culpa del cambio climático de los patrones climáticos no del calentamiento global», agregó.

“De acuerdo con datos del Servicio Meteorológico Nacional, las precipitaciones de las últimas semanas fueron más altas que el promedio, en algunos casos en un 60 %. En Oberá, Misiones, en enero último se registraron las mayores lluvias desde 1951”, ejemplificó.

“Se trata de un fenómeno que se viene repitiendo cada vez con mayor frecuencia en los últimos años y que se debe, según los expertos, a una combinación de factores, entre los que se destacan los efectos del cambio climático, por un lado, y la falta de planificación por parte de los gobiernos, por el otro”, acotó.

«Es evidente que el cambio climático ha generado, en las últimas décadas, un cambio en la intensidad y en la frecuencia de las lluvias, pero esta no es la única razón de las inundaciones, no se puede echarle la culpa solo al cambio climático sin ver que hay poca planificación de las ciudades, de la producción agropecuaria y de los procesos de deforestación», señaló, siguiendo la psotura de Virginia Laino, especialista en Desarrollo Sostenible, Gestión de Riesgo y Adaptación al Cambio Climático y directora de Formación del Ministerio de Salud y Desarrollo Social.

“El cambio climático provocado por el hombre ha incrementado la precipitación extrema reciente y las inundaciones asociadas a las lluvias, y las inundaciones costeras”, sostuvo.

“Según datos oficiales de la Secretaría de Ambiente citados por Greenpeace, entre 1998 y 2017 se deforestaron 5.620.320 hectáreas. Los desmontes se concentraron en las provincias de Santiago del Estero, Salta, Chaco y Formosa, en muchos casos, en violación de la Ley de Bosques. De acuerdo con la ONG, Formosa una de las provincias más castigadas por las lluvias este verano, es donde mayor cantidad de bosques se destruyeron en los últimos tres años y más de la mitad de la deforestación se hizo en áreas protegidas por la ley.

En la Argentina, según un informe elaborado por Swiss Re, entre 1980 y 2016, las inundaciones causaron pérdidas equivalentes a 22.500 millones de dólares, lo que las vuelve la catástrofe natural más costosa que afecta al país. «De cara al futuro, es de esperar que el impacto de las inundaciones en la estructura social y económica de Argentina se agrave», añade el informe, que revela que desde 1966 hubo 75 grandes inundaciones en el país que afectaron a 13 millones de personas y causaron más de 500 muertes.

“Ante semejante panorama, no queda más que reclamarle al gobernador Insfran que utilice algunas horas de todo el tiempo que destina a criticarle al presidente Macri, al armado de una estrategia que incluya proyectos y planes, y a gestionar recursos

donde corresponda antes que todo se precipite y sea tarde para los formoseños, como muchos expertos lo pronostican”, advirtió.

«Entre los expertos, hace tiempo, se adelantó este fenómeno de lluvias intensas como las que estamos viviendo”, afirmó “Es importante entender que hay que dejar de pensar ‘qué vamos a hacer cuando llegue la lluvia’ y empezar a pensar en lo que tenemos que hacer antes; son políticas que llevan años, que no se piensan de un verano a otro”, subrayó.

“Esto exige recursos humanos y financieros de gran envergadura, que exceden las posibilidades municipales; Insfran debe convocar a todos los sectores a debatir sobre esta tremenda realidad y, de ser necesario, integrar una comisión multisectorial para tocar las puertas necesarias en busca de las respuestas”, consideró.

 

Comments

comments

Comenta aquí