InternacionalesLocales

China cede ante la presión de Trump y estabiliza su moneda

Luego de que el Tesoro de EEUU pidiera la intervención del FMI por la «manipulación de divisas», el Banco Central chino retrocedió y fijó un tipo de cambio más apreciado.

Nuevamente la fuerte presión de Donald Trump surtió efecto. Tras pedir la intervención del FMI y acusar a China de «manipulador de monedas», Xi Jinping volvió sobre sus pasos y fijó un tipo de cambio más apreciado.

El diferendo que comenzó la semana pasada con la imposición de nuevos aranceles del 10% a productos chinos valorados en 300.000 millones de dólares, parecía escalar a un nivel de conflictividad inédito que muchos especialistas ya consideraban «una guerra de divisas y una guerra comercial abierta».

Como explicó LPO, en un primer momento Beijing reaccionó llevando al yuan a su valor mínimo desde 2008, lo que desató una devaluación de la mayoría de las monedas del mundo que perjudicó al dólar y generó pánico en el mercado. Sucede que este movimiento podría impulsar las exportaciones chinas y licuar el efecto del impacto arancelario dispuesto por la Casa Blanca.

China devaluó el yuan en respuesta a Trump y hablan de «guerra comercial abierta»

La furia de Trump no se hizo esperar y mediante el Departamento del Tesoro, salió a acusar inmediatamente a China de «manipulador de divisas», al tiempo que pidió la intervención del FMI «para eliminar esta ventaja competitiva» del país asiático.

«El contexto de estas acciones y la inverosimilitud de la justificación de la estabilidad del mercado de China confirman que el propósito de la devaluación de la moneda es obtener una ventaja competitiva injusta en el comercio internacional», indicó el comunicado.

Por su parte, el Banco Popular chino negó una intervención cambiaria y atribuyó la devaluación del día lunes a movimientos del mercado relacionados con la aplicación de aranceles. A su vez, culpó a Washington de estar «destruyendo deliberadamente el orden internacional».

Trump se anticipa a una guerra de monedas con China y amenaza con bajar la tasa

Pero el conocimiento de la comunidad global de la dependencia política de la máxima autoridad monetaria del gigante asiático, no le otorgó demasiada credibilidad a esta versión. Es así como esta mañana, tomaron una serie de medidas para limitar la debilidad del yuan, que terminó en un precio de referencia de 6,96 por dólar, cuando había llegado a 7,05 el día anterior, valor que el mercado esperaba que se sostenga para el martes.

«China debió rendirse a las presiones de Estados Unidos para detener las acusaciones devaluatorias y ahora el mercado se ilusiona con un arreglo formal entre ambas potencias», manifestó el analista de mercados Francisco Uriburu.

Sin embargo, con el correr de las horas el tipo de cambio terminó acomodándose al alza y en estos momentos opera a 7,02 por dólar, valor que se mantiene dentro del rango de oscilación del 2% respecto al valor de referencia del Banco Central que permite la política cambiaria china.

«Fue más bien un gesto político para desmontar el argumento de Estados Unidos», indicó a este medio un conocido especialista de comercio exterior de fuertes vínculos con Beijing. No obstante, la señal de frenar esta guerra de divisas se hizo sentir en las principales plazas bursátiles, con subas del 0,35% en el Dow Jones y del 0,83% en el Nasdaq.

Comments

comments

Comenta aquí