DestacadasOpiniónPolítica

Hoyos: El rarísimo caso de Argentina, aquel pueblo que marcho alegre hacia su propia extinción.

Fue Charles Darwin el que postuló para la humanidad la Teoría de la evolución y selección de las especies, explicando entre otras cosas, que la formas de vida en el planeta eran la consecuencia de la supervivencia de los más aptos a través de un proceso denominado selección natural y que la historia de la vida en la Tierra estaba constituída por una secuencia interminable de extinciones masivas de especies que al no asumir procesos, situaciones adaptándose a ciertos cambios… inconcientes e ingenuamente no hacían otra cosa que marchar inexorablemente hacia su propia autoinmolación y extinción como especie.

En los últimos tiempos pudimos notar una reedición más del clásico pejotista,”Cuanto peor para el Pueblo, mejor para nosotros” una saga que ya va por su enésima edición. Cuyo argumento y metodología por lo remanido ya no sorprende, lo que si sorprende es porque un pueblo después de casi 80 años, después de tanto dolor y tragedia tantas veces reiterada, sigue empecinadamente marchando (como aquellas especies nombradas por Darwin) hacia su propia extinción.

Ahora terminada esta improvisada valoración biológico-“involutiva”, se me ocurre como interesante intentar cuantificar económicamente el daño en pesos o en poder adquisitivo o en capacidad y capital que a los argentinos nos cuesta cada exabrupto emitido por el candidato a presidente Alberto Fernández o de la verdadera dueña del poder, su compañera de fórmula y hasta algunos integrantes de sus equipos como Felipe Sola, Axel Kichiloff, Nielssen,Dellías, Grabois, etc.

Así por ejemplo hasta el viernes 9 de agosto veníamos de varias semanas de estabilidad cambiaria a pesar que el piromaníaco candidato del Kirchnersimo había ya cometido su primer acto de irresponsabilidad unos días antes, al declarar ante los medios que el precio del dólar en ese momento le parecía muy bajo, que a su entender debía estar cerca de los 60$, en ese momento como todas las encuestas daban un empate o una leve ventaja a favor de la fórmula FyF , no tuvo ninguna repercusión y ese viernes el dólar se mantuvo en 43 a la baja y las acciones de bonos argentinos en los mercados internacionales subieron casi el 11 %, el riesgo país rondaba los 1200 puntos también en baja, las tasas de las Leliqu. se acomodaban en un 60 %, la inflación de julio con un 2,2 bajaba por tercer mes consecutivo y las dos primeras de semanas de agosto daban menos de 0.2 con lo cual la proyección nos llevaba a una inflación por debajo del 2 %, por primera vez en muchos años la cifra mensual de inflación iba a empezar con el número 1.

El lunes 12 sin embargo se desataron todos los demonios del mercado, el dólar se disparó a 60 tal cual alguien lo había sugerido unos días antes, el riesgo país se desbocó, los bonos argentinos se desplomaron, la inflación se descontroló y de una estimación del 1,8 para agosto se recalcula por arriba del 4 % y los intereses de la Leliqu. saltaron arriba del 70 %.

Y que fue lo único significativo que ocurrió en esas escasas 72 horas…? que separaron un viernes 09/08, tan próspero y favorable para los argentinos con aquel Lunes Negro el 12/08, el domingo el pueblo argentino tomó la decisión de castigar severamente al Macrismo, porque

fue incapaz de resolver los graves problemas que nos dejaron 12 años de Kirchnerismo y como remedio decidió votar mayoritariamente al…Kirchenirsmo(¿…?) siiii, increíble pero real.

Consecuencia de este tiro en el pié autoinfrigido, desde ese lunes y en poco menos de 4 horas, los argentinos por decisión propia, autodevaluamos nuestro dinero que pasó a valer un 36 % menos, o sea que cada mil pesos nominales de nuestros sueldos en un rato pasaron a ser 660 pesos. Si vos tenías un ahorro de 10.000 $ de golpe se convirtieron en solo 6.400 $, Si tenías un patrimonio o propiedad, por ejemplo tu auto usado que valía 200.000 $ esa mañana fatídica se depreció y su valor pasó a ser de solo 128 mil pesos, los que cobraban AUH, planes sociales o por ejemplo una pensión de 8000 $, perdieron 2880 pesos de poder adquisitivo, o sea es como si en realidad hayan cobrado 5.120 $. Cualquiera con el más elemental de los sentidos comunes y hasta por el más rudimentario instinto de supervivencia diría bueno acá se acabó todo…Recalculemos!!! , pero en realidad esta tragicómica historia de la autoinmolación de un pueblo apenas comenzaba. Alberto Fernández, que ya venía de pelearse con Brasil, EEUU y Europa en unos pocos días, tal vez a partir de la presión pública generada y probablemente aconsejado por los más moderados decidió responder a la convocatoria al diálogo del Gobierno, así fue como se pudieron retomar el control de las variables y el dólar bajó y se estacionó en los 57 pesos.

Si bien siguieron los exabruptos…como el de los gobernadores, que desconociendo su propia propuesta electoral por ellos firmada, se opusieron en bloque y se presentaron ante la Corte para evitar que el beneficio de la anulación del IVA y el congelamiento de Combustibles llegara a los que más lo necesitan. Felipe Solá, en un viaje al túnel del tiempo retrocedió dos siglos y propuso la recreación de la vieja Junta Nacional de Granos para controlar y regular el mercado de los cereales, aparecieron otros piromaníacos de poca monta como Moreno que también salieron con algunos delirios incendiarios, aunque el que lució con una verdadera joya de la ambigüedad fue Albertito con la caracterización de democracia legítima aunque con algunos desvíos autoritarios con que definió a la genocida dictadura Cívico-Militar encabezada por Maduro en Venezuela. A pesar de todo estos exabruptos como haciéndose el distraído, el Fondo Monetario envía una delegación al país para evaluar el desembolso de 5.500 millones de U$S imprescindibles para tranquilizar a los mercados y evitar nuevas disparadas del Dólar, en declaraciones a la salida de la reunión con esta delegación, Alberto Fernández, acusó al fondo Monetario como cómplice de la tragedia Argentina, con estas actitudes es difícil que alguien te preste plata o no…? Es como que tu suegro viene a visitarte con la idea de prestarte la plata que le pediste hace un par de meses para pagar 10 meses de alquiler y expensas atrasados y a vos no se te ocurre mejor idea que enojarte y tratarlo de viejo verde , sinvenguenza y atorrante… la cosa se te complica un poco o nó .

Conclusión el dólar volvió a dispararse a de 57 a 61 $. Esto a su vez obligó a Lacunza nuevo ministro de economía a una serie de medidas tendientes a tranquilizar al mercado ante lo cual algunas calfiicadoras de riesgo emitieron opiniones negativas para la Argentina, aunque rápidamente en menos de 24 hs. nos levantaron esa mala calificación, pero contra todo lo que uno esperaba… la peor calificación no fue de una consultora extranjera sinó de nuestro mismísimo candidato a Pte. kirchnerista el verborrágico Alberto, esta vez desde uno de los diarios más influyentes en el mundo financiero internacional, The Wall Street Journal, afirmando que el país se encuentra en un “Virtual Default Escondido”…un divino el Albertito,

en realidad “Con patriotas así…no hacen falta antipatrias…” Consecuencia, el dólar llegó a venderse a 64,75 $, en definitiva un baldecito más de nafta para habilitar los cepos cambiarios y los corralitos, las emergencias económicas más los indultos las amnistías y los superpoderes con que tanto les gusta gobernar a los compañeros . Se acuerdan 2002, cuando Duhalde con amplísimos y plenipotenciarios poderes , después de la devaluación más monstruosa de nuestra moneda que llegó al 400 % de un día para el otro pontificó “El que depositó pesos, recibirá pesos…El que depositó dólares , recibirá dólares”.

La última valoración económica que calculé es que motorizados por los exabruptos irresponsables de los candidatos de la oposición, por cada peso que sube el Dólar implican una pérdida de nuestro valor adquisitivo, una devaluación de nuestra moneda de aproximadamente el 1,7 %, o sea por cada pesito que gana el dólar nosotros somos un 1,7 % más pobres.

Soy un convencido de que el concepto de que “los pueblos nunca se equivocan” es una falacia, esto se demuestra a través de la historia de la humanidad cuando los pueblos apoyaron tragedias políticas e institucionales que terminaron en genocidios…. Como el pueblo Alemán cuando empoderó a Hitler y el nazismo…o no se equivocó el pueblo italiano cuando apoyó casi unánimemente al dictador Benito Mussolini, no se equivocó el pueblo paraguayo cuando durante 30 años apoyó con resultados de más del 80 % al Dictador Alfredo Stroessner. Este es entonces el rarísimo caso que podríamos titular como: “Argentina, un pueblo que marcha alegre hacia su propia autoinmolación”.

O como lo definiera Charles Darwin desde su punto de vista biológico/ evolutivo: CUANDO LAS ESPECIES MARCHAN HACIA SU PROPIA EXTINCIÓN.

Blas Hoyos.

Comments

comments

Comenta aquí