DestacadasOpiniónPolítica

BOLIVIA… Un ejemplo para Formosa

Mucho hemos subestimado al pueblo boliviano, nos hemos burlado de su aspecto, el color de su piel, su cultura y hasta de su fútbol.

Sin embargo el pueblo boliviano nos acaba de dar una fenomenal lección de conciencia cívica y compromiso democrático. Que en muchos Provincias de la Argentina no fuimos capaces de hacerlo.

Y la lección pasa por la defensa de las instituciones de la democracia colocando el interés general, por encima del interés sectorial de facciones político-partidarias o hasta del ego personal de personajes mesiánicos que se creen imprescindibles.

Pasó en muchas provincias, paso en Tucumán con las colectoras y el fraude de la quema de urnas, en la Rioja, Chaco, con la manipulación al extremo de las leyes, las instituciones y el cronograma electoral para favorecer el interés de determinados sectores y personas, en muchas provincias donde se habilitaron un tercer período, por interpretaciones amañadas de jueces puestos por los mismos interesados…

por un lado la ley de lemas como subterfugio de lo que en realidad no es otra cosa que un fraude electoral blanqueado, acompañado de su hermana bastarda y despreciable…la reelección indefinida

Aquí el recurso ridículo de que ser candidato es un derecho humano establecido por los Tratados de San José de Costa Rica, que pretende mostrar a los líderes más ricos y poderosos que han gobernado sus provincias con mano de hierro durante décadas como desválidos ciudadanos proscriptos de participar en una elección, es moneda corriente. Pasa en Chubut donde se manipulan las necesidades de la gente con compromisos demagógicos e incumplibles que luego derivan en conflictos gravísimos.

Paso en Santa Cruz y Formosa únicos lugares donde todavía cohabitan dos perversiones y engendros de las pseudodemocracias, por un lado la ley de lemas como subterfugio de lo que en realidad no es otra cosa que un fraude electoral blanqueado, acompañado de su hermana bastarda y despreciable…la reelección indefinida.

El caso de Formosa es paradigmático, y tiene muchos puntos de contacto con lo acontecido en Bolivia, solo se diferencia en su desenlace final, allá por fines de los 90 y principios del nuevo siglo, el Dr. Gildo Insfrán, busca garantizar su continuidad en el poder, ya habían forzado interpretaciones forzadas y amañadas que ya no podían reutilizarse, era el momento de volver a modificar la constitución provincial, que ya había sido modificada en el 93 por su antecesor y gran mentor político Vicente Bienvenido Joga, pero esa constitución solo habilitaba para dos períodos de cuatro años y el modelo formoseño necesitaba imprescindiblemente de él por mucho más tiempo, por eso se forzó la segunda reforma constitucional en menos de 6 años.

En un primer momento se intentó introducir la necesidad de reforma en la legislatura provincial pero esta no prosperaba por la oposición de radicales y joguistas que estuvieron a punto de impugnarla si no hubiera sido por la oportuna intervención de patotas parapoliciales en el salón de sesiones que literalmente cag….ron a patadas a los diputados provinciales opositores, prolijamente custodiados y vigilados por la policía de Formosa que supervisó todo el proceso, así al comprobar que no tenían número suficiente en diputados optaron por cerrar la legislatura provincial que durante varios meses fue clausurado  …”POR FUMIGACIÓN”¿…?.

Los diputados opositores intentaron reunirse a sesionar en otros ámbitos como la Universidad que por ser territorio nacional podría brindar algunas garantías, pero esto no ocurrió y en sus dos intentos los diputados opositores  volvieron a ser literalmente Ca….ados a patadas por la patota de parapoliciales (dirigidos por un jefe de apellido de origen italiano muy conocido por su pasión por el automovilismo), siempre supervisada y respaldada por la atenta mirada de la policía de la provincia.

Con uno de los poderes de la Republica anulado por “FUMIGACIÓN…?,” fueron por el otro poder de la República, el poder judicial, concretamente el presidente del superior tribunal de justicia Martillo González que tenía el expte. de la reforma en sus manos dilatando peligrosamente los plazos y la ansiedad de los furiosos reeleccionistas ad vitam, la solución fue tan implacable como simple, directamente y a través de un simple juez de 1ra. Instancia dispusieron la captura en plena calle del “presidente del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Formosa” en un operativo más propio de un peligroso delincuente común que de la mayor autoridad del Poder judicial de la provincia, con un despliegue infernal de patrulleros y celulares que interceptaron al Dr. González en su vehículo particular cuando se dirigía a su trabajo, se le arrancó el expte. que llevaba con él y se lo trasladó “esposado” en un celular policial…,(juro que todo esto que estoy diciendo no es una película de Oliver Stone, ni una novela de García Márquez, es la pura verdad y pasó en la realidad, acá en nuestra provincia).

Se avanzó así entonces al siguiente paso: Segundo poder de la República, el Poder Judicial cooptado, anulado, por cacería, captura y encarcelamiento de su máxima autoridad.

Mientras todo esto ocurría, mientras la república se desmoronaba, mientras la democracia sufría uno de sus más arteros ataques, la comunidad formoseña dormía su siesta y estaba más preocupada por ver y votar telefónicamente para ver que pareja continuaba en el programa de Tinelli, absolutamente prescindente de la gravísima situación generada.

Finalmente y con dos poderes de la República Clausurados a partir de lo que yo considero UN AUTOGOLPE DE ESTADO INSTITUCIONAL, en este marco de anarquía y crisis institucional, la reforma se aprobó por autoproclamación de su propio interesado el ejecutivo, único poder de la república en ejercicio pleno de sus poderes en la provincia y así sobrevino todo lo ocurrido hasta hoy.

En Bolivia, Evo intentó hacer los mismo, con interpretaciones amañadas, fue ilegalmente por un tercer período, después de 14 años ininterrumpidos en el poder llamó al plebiscito para ser nuevamente candidato y el 52 % de la población le dijo que “NO”, que “NO” podía presentarse, que “NO” podía ser reelecto, haciendo caso omiso a la voluntad popular se presentó igual y al ver que no ganaba en primera vuelta cometió Fraude electoral, y es aquí donde el pueblo boliviano, por mucho menos de lo que pasó en Formosa,  cansado de las tropelías institucionales de Evo, se rebeló en defensa de la república, las instituciones, el sistema democrático y el mandato popular, y nos ha dado una gran lección de civismo que más allá de las desprolijidades cometidas posteriormente y generadas por el propio Evo a partir de la renuncia masiva de su vice y su gabinete seguida  de la actitud de boicot institucional del partido de Gobierno el MAS en el congreso, que ciertamente están forzando situaciones complicadas desde el punto de vista de su legalidad y legitimidad. Afortunadamente todo esto tiene un remedio que es el de la democracia y pasa inevitablemente por una nueva convocatoria a elecciones libres y transparentes.

Qué pena ver la decadencia de nuestro pueblo a manos del populismo, alguna vez supimos ver desde arriba a españoles e italianos, luego bajamos, pero todavía podíamos ver atrás a brasileños, chilenos, bolivianos , peruanos y paraguayos y hoy lamento ver como ya estamos un escalón abajo de ellos.

Así que la próxima vez que los Argentinos en gral. y los formoseños en particular se nos ocurra hacer esos chistes despectivos, de mal gusto y xenófobos hacia los bolivianos pensemos en esta gran lección de civismo que nos dieron los hermanos bolivianos esta vez.

BLAS HOYOS.

 

Comments

comments

Comenta aquí