DestacadasPolítica

Ricardo Buryaile aclaró que no pagó a nadie, calificó la imputación como “un disparate” y lamentó que la justicia se preste a estas maniobras políticas

El diputado nacional Ricardo Buryaile desestimó la denuncia de irregularidades en el manejo de subsidios a desocupados en la provincia. Lamentó que la justicie se deje manejar con acusaciones infundadas y aclaró que no pagó ni se benefició con ningún plan nacional en su carrera electoral, como lo imputa el fiscal federal Jorge Di Lello. Defendió a los funcionarios locales que también fueron involucrados en la acusación.

Cabe recordar, que el fiscal federal Jorge Di Lello imputó al ex ministro de Producción y Empleo Dante Sica y al diputado nacional de Formosa Ricardo Buryaile por supuestas irregularidades en el manejo de un subsidio extraordinario a desocupados lanzado antes de las últimas elecciones.

En la denuncia también se imputa a delegados locales de organismos nacionales como Germán Villalba, delegado de la Agencia Territorial Formosa de la Secretaría de Trabajo de Nación en Formosa; Irina Zárate, delegada del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación en Formosa; Diego Herrera, delegado de ANSeS, y hasta Miguel Montoya, concejal capitalino.

Al respecto, Buryaile dejó su versión: “Me parece penoso y poco serio todo; pero es necesario aclarar, igualmente, que en el marco de la emergencia alimentaria que declaró el Congreso hace unos meses atrás, se lanzaron distintos planes de gobierno, entre los cuales uno era la entrega de 5 mil pesos para personas que no tenían ningún tipo de ingreso, ni siquiera la garrafa social. El organismo que controlaba el alta de los adjudicados, era el Anses, con el pago correspondiente del Banco Central o Banco Provincia«, indicó.

Y agregó: «Lo particular acá es que yo no era funcionario, solamente candidato. Por lo tanto no pagué ni aprobé nada para sacar un rédito político, como hace creer la denuncia. Ni tampoco la gente que trabajó conmigo, mucho menos Diego Herrera de Anses y Irina Zárate de Desarrollo Social. Estas personas sólo tenían la posibilidad de conocer los beneficiarios entrando a un sistema que ya venía preestablecido por organismos nacionales, como corresponde”.

Buryaile reiteró que toda la maniobra es un disparate y lamentó que la Justicia Federal se presta a manejos pocos claros y con acusaciones infundadas. “El propio fiscal Di Lello le pide a la jueza María Servini si había infracción electoral, utilizando los nombres de los fiscales de mesas en Formosa, como una de las pruebas; es lo mismo que averiguar cuantos empleados públicos de la administración cobran sueldo del gobierno en los comicios.

De todas maneras, mi abogado ya está trabajando con la causa y lo que queda en claro es que ni yo, ni los funcionarios locales de oficinas públicas, se quedaron con ningún peso”, concluyó el legislador radical

Comments

comments

Comenta aquí