Política

Davis reclamó la liberación del empresario de medios Gregorio Monzón

El coordinador del Centro Nelson Mandela Dr. Eduardo Davis, expreso que este empresario junto a su esposa y dos empleados, son víctimas de una causa armada y dirigida por el poder político, acusados de un crimen contra la vida de un abogado en Ing. Juarez que no cometieron y que hace casi dos años están detenidos ilegalmente, sin derecho a un juicio justo.

Este proceso iniciado contra estas personas fue armado por la policía, por medio de testimonios falsos y sin que existan acusaciones concretas, lo que en el 2018 provoco que la Cámara Primera declarara la nulidad absoluta de todo el proceso por tratarse de un verdadero mamarracho jurídico, el juez de instrucción en lugar de liberar a los acusados, los mantiene detenidos ilegalmente hasta la fecha, enredando todo el proceso para impedir que llegue a juicio, donde seguramente se caería toda la causa por ser nula de nulidad absoluta.

En pocas palabras la policía con la complicidad judicial armo un proceso para incriminar a un empresario su mujer y dos empleados, que además de ser privados ilegalmente de libertad sufrieron el saqueo de sus negocios por parte de la policía, tal es así que el juez de instrucción libraba órdenes de allanamiento en blanco donde especificaba que elementos se buscaba como un arma de fuego balas y prendas de vestir, pero la policía ejecutaba el allanamiento, incautaba sumas millonarias de dinero que hasta hoy no fueron devueltas, además de detenerlos sin causa, hicieron un saqueo de las recaudaciones del negocio familiar.

Otro elemento llamativo es que los supuestos ejecutores del crimen se les practico el peritaje con parafina para determinar si tenían pólvora en sus manos y todas las pruebas dieron resultado negativo, entonces quienes supuestamente fueron los asesinos por encargo jamás realizaron un disparo, como jamás fueron reconocidos y ni siquiera concuerdan con las características de los atacantes, a tal grado de absurdo llega este proceso que la policía hizo declarar a dos personas bajo amenazas y coacciones para que incriminen a los acusados, afirmando uno de ellos que los imputados andaban buscando por todo el pueblo a cualquiera que se animara a trabajar como sicario, como si fuera que llamaban a licitación pública el trabajo de sicario, estos mismos testigos denunciaron luego ante el fiscal que fueron obligados a declarar por la policía.

Jamás en mis 25 años de ejercicio profesional y como defensor de los derechos humanos he visto tantas violaciones juntas, estas personas están fueron incriminados falsamente por la policía y la connivencia judicial, están siendo privados ilegalmente de libertad, no obstante que la causa se declaró nula de nulidad absoluta, están siendo víctimas de vejámenes en las pestilentes cárceles de Formosa, parecería ser que están esperando que se mueran de alguna enfermedad, además de todo esto, les robaron impunemente sumas millonarias y ni siquiera les dan la garantía de un juicio justo.

Es sumamente grave la situación en Formosa, parecería ser que vivimos en una burbuja donde no existen los derechos y garantías, sistemáticamente se viola el principio de inocencia, el debido proceso legal y fundamentalmente el derecho a libertad de los ciudadanos, cuando el poder político quiere encarcelar a cualquier costo por que sos opositor o simplemente te quieren sacar de circulación, tanto la policía como un juez de instrucción inescrupuloso pueden destruir la vida de cualquier persona.

Comments

comments

Comenta aquí