Política

El 41,6% de los formoseños no supera la línea de pobreza según lo informado por el INDEC

 3,365 total views,  4 views today

Los datos corresponden al segundo semestre de 2019. La cifra muestra un crecimiento de 3,5 puntos porcentuales con relación al mismo período de 2018.
El 35,5% de la población se situó bajo la línea de pobreza a fines de 2019 lo que representa un aumento interanual de 3,5 puntos porcentuales (p.p), informó este miércoles el INDEC.

En tanto, la indigencia terminó el año pasado afectando al 8% de la población de los grandes aglomerados urbanos, 1,2 p.p por encima de la cifra registrada a fines de 2018.

En el segundo semestre de 2019, el ingreso familiar promedio de los hogares pobres fue de $22.023, mientras la Canasta Básica Total (CBT) promedio del mismo grupo de hogares alcanzó los $36.575, por lo que la brecha se ubicó en 39,8%. De esta manera, el INDEC resaltó que la situación de las personas bajo la Línea de la Pobreza empeoró por la mayor distancia entre sus ingresos y el dinero que necesitan para cubrir sus necesidades básicas.

«La aceleración inflacionaria y la licuación de ingresos que ocasionó la crisis cambiaria de 2019 trajo consigo una suba significativa de la cantidad de hogares y personas pobres», afirmaron desde el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF).

Entre los grupos de edad, se destacó que más de la mitad (52,3%) de las personas de 0 a 14 años son pobres. Además, se observó un aumento de 0,9 p.p. en el grupo de 65 años.

Respecto a las diferencias regionales, los datos más preocupantes se observaron en las regiones Noroeste (NOA) y Noreste (NEA). En la primera, el aglomerado con mayor pobreza fue Salta, con un 45,5%, mientras que del otro lado del norte fue Formosa la zona con el índice más elevado, alcanzando el 41,6%.

El aglomerado urbano con mayor pobreza al cierre del año pasado fue Concordia, con un porcentaje del 51,1%. Por el contrario, en la Ciudad de Buenos Aires se exhibió una disminución de 0,8 p.p y la cifra se ubicó en el 13,5%, la más baja de todas.

En comparación con el primer semestre de 2019, la tasa de pobreza varió apenas 0,1 puntos y la de indigencia subió 0,3. «En el tercer trimestre la suma de ingreso total familiar aumentó un 22,2% con respecto al trimestre anterior, por encima de la suba de las canastas en el período en cuestión, lo que compensó la pérdida que sufrieron en el cuarto trimestre y permitió entonces estabilizar la tasa de pobreza del conjunto de la población en el promedio del semestre», aclaró el INDEC.

Las líneas de pobreza e indigencia que utiliza el instituto oficial de estadísticas públicas para realizar la medición se basan en los ingresos mínimos que requiere una persona para adquirir los productos que componen la Canasta Básica Alimentaria y la Canasta Básica Total.

Tras la asunción de Jorge Todesca en diciembre de 2015, el INDEC volvió a difundir los datos de pobreza en el segundo semestre de 2016 con un cambio metodológico respecto a las mediciones anteriores. En el cierre del primer año del Gobierno de Macri la pobreza fue del 30,3%, en 2017 bajó al 25,7% para luego dispararse en 2018 al 32%.
De esta manera, la cifra de 2019 es la más alta en los últimos cuatro años aunque se situó por debajo del 40% que había previsto la UCA.

Para las próximas publicaciones, INDEC informó que analiza modificar nuevamente la metodología para incorporar «la consideración de economías de escala en los hogares, la condición de propietario o no de la vivienda, el reconocimiento del mayor peso de la salud en hogares de adultos mayores y de la educación en hogares con menores y otros ajustes para los componentes no alimentarios de la canasta básica total».

Por el impacto del coronavirus en la economía se teme que los números empeoren a partir del segundo trimestre de este año.

FUENTE: El comercial

Comments

comments

Comenta aquí