En la clásica ronda de los jueves –la 2042–, Hebe de Bonafini se adentró en la coyuntura política que envuelve al peronismo, dividido entre una lista de unidad –lo que busca Cristina Kirchner– y en dirimir los candidatos en las PASO, la postura de Florencio Randazzo.

La titular de Madres de Plaza de Mayo dejó en claro su apoyo a la ex presidente y, sin nombrarlo, apuntó contra el ex ministro de Transporte: “Cristina va primero lejos, más allá de algunos tarados que puedan competir. A ese compañero que empieza con ‘R’, por favor que se tome el trencito de las nubes así se va lo más lejos posible. Cristina es lo más grande posible”. 

Bonafini también se descargó contra otros peronistas, aunque sin dar especificaciones, a quienes culpó por la llegada de Cambiemos a la Casa Rosada: “Pienso muchas veces cómo este Gobierno llegó a ser tan poderoso. Cómo pudo haber habido tanto hijo de puta y traidor que votamos nosotros y ahora resulta que nos dieron la espalda y permitieron que esos hijos de puta vendieran al país. No los llamemos más compañeros, el traidor es traidor siempre siempre, ahora y siempre”.

“Peleemos por lo que queremos, fijémonos a quién vamos a votar, a dónde vamos a poner la boleta. Esta patria nos necesita. La gente que duerme en la calle nos necesita, los que no tienen para darles de comer a sus hijos, gente que perdió el trabajo, las universidades, las escuelas públicas”, completó.

Asimismo, dedicó, como de costumbre, unas palabras a acusar al Gobierno de atacarlas: “Nos dicen que nos van a quemar la casa, nos hostigan todo el tiempo, pero no van a poder con nosotras. No pudieron con nuestros hijos, aunque los quieran borrar, no van a poder. Porque ya está instalado en el pueblo que la defensa de la vida va por encima de todo. Para ellos la vida con un montón de dólares. Cuando ellos, por suerte, ya no estén más, nadie se va acordar de ellos, pero esta plaza va a llevar siempre el nombre de las Madres, que somos todos”. 

Al principio de su discurso, Bonafini fue muy dura con el “interventor” que tendrá la Universidad de las Madres de Plaza de Mayo, puesto por el Ejecutivo: “Ladrón, chorro, hijo de re mil puta, no voy a dejar de re putearlo. Te ahogan, te asfixian, no te dan lugar. Estamos dispuestas a dar esta batalla”. 

En el final, brevemente, hizo referencia al conflicto docente, menospreciando a María Eugenia Vidal: “Quieren que la Vidal le gane a Baradel y ni lejos le ata los botines. Vidal, no te hagas ilusiones, viejita, Baradel te va a ganar. Baradel son los maestros, son los niños que van a la escuela”.