Ailén Bechara es dueña de una figura privilegiada y las 19 semanas de embarazo le sientan de maravilla. Con más energía y felicidad que nunca, la modelo continúa realizando actividad física.  En diálogo con  Teleshow, contó cómo hace para mantener su cuerpo y respondió a quienes la critican por hacer gimnasia con un bebé en la panza.

Desde la semana pasada, la ex azafata de Guido Kaczka comparte con sus seguidores videos de su exigente rutina de entrenamiento, a la que bautizó Mommy Training“Es una idea que tuvimos con mi profe para mostrar lo que hacemos. Lo he hecho cuando no estaba embarazada, ¿por qué no ahora?”

Para ejercitarse, Ailén le pidió autorización a su médico obstetra: “Está todo chequeado. Jamás haría algo que pueda dañar a mi bebé. Además mi profesor sabe de qué habla y lo que está haciendo”.

El ritmo de entrenamiento no es el mismo que cuando no estaba embarazada. No tiene una rutina específica, sino que lo va regulando y aseguró: “Cuando estoy bien voy y cuando estoy cansada, descanso”.

Claro que por más que se sienta bien y no tenga síntomas, hay varias cosas que no debe hacer: “Ejercicios de alto impacto, por ejemplo, no puedo, me dijo que obstetra desde el primer día. Dejé de andar en bici y de hacer cinta por una cuestión de que me puedo caer. Salgo a caminar y  hago gimnasia de la que puedo, no hago abdominales ni nada que pueda perjudicar a mi chiquito o chiquita”.

Además, empezó a tomar clases de natación y le “encantó”: “Es mi manera de disfrutar el embarazo. Cada vez que hago actividad me duele menos el cuerpo, porque estaba acostumbrada a estar en movimiento y a entrenar fuerte y de pronto hacer nada tampoco es bueno”.

Respecto a la comida, Ailén contó que come lo que tiene ganas y que ahora ya se “calmó”, ya que durante los primeros tres meses tenía muchos antojos y “necesidad constante de comer algo sí o sí”.

Sus videos en las redes tuvieron cientos de comentarios de apoyo, pero  también críticas de gente que no entiende por qué hace ejercicio con un bebé en la panza. “Qué inconsciencia”, “Innecesario sinceramente” y “No creo que esto ayude al parto”, fueron algunos.

La panelista suplente de Los ángeles de la mañana respondió: “¡Estar embarazada no es estar enferma! Uno está acostumbrado a las críticas, una cosa es una madre que pregunta para saber y otra cosa es alguien que agrede, la agresión no me gusta  y no la comparto”.

Es por eso que la rubia prefiere quedarse con la gente que le envía buena onda: “Muchas embarazadas me escriben por privado y agradecen. Yo también soy primeriza y estoy aprendiendo, entonces aprendemos juntas. Me cuentan sus casos y yo les cuento el mio”.

Bechara, bella como siempre

Bechara, bella como siempre

¿Se viene el nene o la nena? Aunque dijo en varias oportunidades que tiene el presentimiento de que será varón y que probablemente en ese caso el bebé se llame Francisco, aún no hay nada seguro. La semana siguiente se hará una nueva ecografía a la espera de que el pequeño o pequeña se deje ver.