LocalesOpinión

El dirigente que definió a Vanina como “mujer coraje” y “abanderada” ahora advirtió sobre “Judas Trabajando”

1,880 Visitas totales, 3 Vistas de hoy.

“¡Precaución, Judas trabajando!”

En una localidad del oeste provincial el doctor Gildo Insfrán nos decía al finalizar su discurso cargado de realizaciones por venir “todo esto va a suceder si gana Daniel Scioli de lo contrario no prometo nada”, lamentablemente en las regiones donde se definen las elecciones, no pudieron escucharlo.

Hoy otro momento histórico político, desde los lugares en donde se dirige al pueblo, el gobernador nos anticipa que existen personas dentro de nuestro proyecto formoseño que de frente nos palmean la espalda y de atrás nos acuchillan con sus intenciones mezquinas, quieren entregar este proyecto virtuoso junto a su dueño, el pueblo, a Mauricio Macri.

No paso una semana de aquel discurso brillante en el barrio Villa del Rosario, que Judas invento una operación mediática utilizando nombres y apellidos de gente de bien, con vasta trayectoria en el mundo académico, profesional.

Seudo información que hiere de muerte a muchos proyectos familiares y carreras profesionales, dependerá del pueblo, si esta operación berreta, es capaz de lograr su objetivo, destruir de cuajo el proyecto formoseño.

La derecha autoritaria, traicionera, asesina, actúa así, atacando aspectos sensibles de nuestras historias personales, el amor, la profesión, la trayectoria, el buen nombre y honor de los grandes hombres y mujeres de nuestro proyecto político.

Judas con sus besos y abrazos nos marca para exponernos ante este entramado cobarde de medios de comunicación con sus comunicadores que intervienen políticamente con el fin de debilitar, y luego destruir la fe y la esperanza de un pueblo.

Los ladrones, corruptos, alcahuetes, traidores a la patria son rasgos y actitudes característicos de los hombres y mujeres que integran la gestión nacional de Mauricio Macri.

A los nuestros, a los del campo nacional y popular, los que olemos a pueblo, nos caracteriza el compromiso con el otro, con sus inquietudes, con sus proyectos, con sus buenas intenciones y necesidades, ahí nos van a encontrar siempre, ayudando, colaborando, brindando una mano, para que cada formoseña cada formoseño pueda lograr realizar su proyecto de vida, eso, a ellos les molesta, por eso utilizan como método, el golpe bajo.     

                                                                                    Juan Ramón Lezcano

                                                                                      “Nuevo Encuentro”

Comments

comments

Comenta aquí