PolicialesPolítica

Detuvieron a la ex novia del hijo del Intendente atacado a tiros en su casa del barrio La Pilar

 575 total views,  2 views today

Efectivos policiales detuvieron ayer a la exnovia del joven hijo del intendente de Ibarreta que fue baleado el sábado a la madrugada cuando dormía en su casa del barrio Virgen La Pilar, tras ser sindicada como sospechosa de haber participado en el atentado.

Antes de apresar a la mujer, la Policía llevó adelante una amplia tarea investigativa que incluyó allanamientos a cuatro viviendas y el secuestro de algunos elementos que podrían servir como evidencias del criminal ataque.

La denuncia formulada por la víctima, hijo del intendente de Ibarreta, algunos testimonios obtenidos el fin de semana y las imágenes captadas por las cámaras de seguridad de las casas vecinas al lugar de los hechos fueron determinantes para encaminar la investigación y obtener algunos resultados que podrían dejar totalmente esclarecido este caso en los próximos días.

Frente a este escenario, policías del Departamento Informaciones realizaron este lunes varios allanamientos simultáneos: uno de ellos fue en la casa de la mujer, otro en la vivienda de sus padres y una tercera requisa se llevó a cabo en un local comercial.

Según informó la Policía, pudieron secuestrar varios elementos que estarían estrechamente vinculados con la agresión y detuvieron a la exnovia de la víctima, una mujer mayor de edad que fue imputada en una causa judicial por los delitos de abuso de armas, daño y lesiones.

El caso

El sábado a la madrugada, desconocidos atacaron a tiros al hijo del intendente de Ibarreta mientras dormía en su casa del barrio Virgen La Pilar. Afortunadamente, resultó ileso del intento de homicidio, ya que los disparos impactaron en la pared y en otros sectores de la habitación.

El atentado ocurrió alrededor de las 3.30, en una vivienda ubicada sobre calle José María Uriburu. Se cree que el autor de los disparos ingresó a una propiedad abandonada, contigua a la casa de la víctima, desde donde trepó a una muralla medianera y se ubicó en posición a pocos metros de distancia de la ventana del dormitorio donde descansaba el muchacho de 28 años, hijo del jefe comunal ibarretense.

Una vez allí, apuntó a la ventana que estaba cubierta con una cortina y abrió fuego en dirección a la habitación, con el claro objetivo de ultimar a su único ocupante. Los disparos, que serían no menos de tres, atravesaron el vidrio impactando en diferentes lugares: uno de los balazos habría dado cerca de la puerta interior y otro en la cabecera de la cama donde pernoctaba el joven, quien providencialmente resultó ileso.

El trabajo pericial realizado en el lugar de los hechos reveló que el sicario habría utilizado un revólver 38, ya que en el lugar no encontraron vainas servidas propias de una pistola, y los restos de plomos hallados en el dormitorio corresponderían a ese calibre.

“Fue un milagro que no haya resultado herido”, dijo a La Mañana una fuente cercana a la investigación, refiriéndose al joven que fue blanco de este ataque criminal.

“No tenemos dudas de que el ataque estuvo dirigido a esta persona, ya que el agresor sabía perfectamente dónde se encontraba durmiendo. Hubo un trabajo de inteligencia previo y no descartamos que pueda haber otras personas implicadas”, subrayó la misma fuente.

Comments

comments

Comenta aquí