DestacadasPolítica

Llegamos a clases sin propuestas en nación ni anuncios en provincia, discutamos un plan de acción urgente

 541 total views,  2 views today

Como todos los años y en todos  los gobiernos, en los últimos años, vamos a pasar por momentos de grande incertidumbre l@s docentes, los padres y las madres y sus hijos/as sin saber si comenzamos las clases, si vamos a cobrar aumentos salariales y si esos aumentos van a ganarle a la inflación como en cada promesa electoral.

También seremos, los docentes, motivos de ataques, burlas, memes, quejas y recomendaciones sobre cómo debemos ser y/o comportarnos. O peor, seremos culpables de la situación porque según algunos, votamos a este gobierno, o retados porque queremos solución en 3 meses frente al  desastre que dejó el otro gobierno que también nosotros –los docentes- votamos. Así se refirió Nilda Beatriz Patiño, Secretaria General del Gremio de los Docentes Autoconvocados respecto a la situación actual de docentes con un inminente inicio del ciclo lectivo 2022.

La situación es compleja agregó un salario que en estos años ha perdido su poder adquisitivo, cada suma en negra negociada, año tras año,  deja a miles de compañer@s por debajo de la línea de pobreza, achatamiento de las escalas,  sumado a asignaciones familiares de vergüenza  con una inflación que sigue siendo muy alta (alimentos) y que se proyecta anualmente sobre el 50%. A eso hay que sumarle el deterioro de las condiciones de trabajo, las violaciones al Estatuto Docente modificando nuestras condiciones laborales, irregularidades administrativas, maltrato, violencia laboral y violencia de género.

Así llegamos en el Gremio de los Docentes Autoconvocadosa la Asamblea del jueves 27 de febrero donde tendremos la opinión -firmada-  de l@s colegas en la  discusión en las escuelas y colegios para resolver entre tod@s que acciones estamos dispuest@s  a hacer si no hay propuestas/anuncios en Nación o Formosa respecto a nuestro salario.

Los funcionarios nacionales, los gobernadores, los ministros, los sindicatos nacionales y los medios nos han enseñado que la discusión paritaria está atravesada por la voluntad de todos los sectores de gobierno de arreglar el pago de la deuda externa. El gobierno nacional, la oposición de Cambiemos y el conjunto de los gobiernos provinciales han definido que la prioridad está en acordar con el FMI. Y que toda la política económica se subordina a esa definición. La inevitable contracara es el ajuste: la baja en salarios y jubilaciones y el achatamiento de los presupuestos de salud y educación, planteó la dirigente sindical.

En la vereda de enfrente volvemos a estar los trabajadores y trabajadoras, atados al ajuste; la baja en salarios y jubilaciones y el ataque a los presupuestos en educación, dijo Patiño.

Eso explica este mecanismo de dilatar anuncios o cifras/porcentajes desde el Gobierno Nacional que anunció con bombas y platillos la vuelta a la Paritaria pero no hicieron nada respecto a salario; y por lo tanto también las provincias -incluida Formosa- salvo Misiones hicieron hay ofertas, propuestas, ni declaraciones. Tanto los gobiernos provinciales como los sindicatos nacionales y centrales solo están adaptándose a los tiempos de las necesidades del presidente Alberto Fernández.

En este contexto debemos empezar a debatir desde la posibilidad de no inicio, como las acciones que estamos dispuesto a hacer en todo el país y en cada jurisdicción en el marco de un plan nacional de lucha, que deberá surgir desde las bases. No podemos esperar que sean las centrales nacionales las que lleven la voz de nuestros reclamos y necesidades.

Es absolutamente falso que los aumentos salariales provocan inflación; desde el 2011 nuestros salarios siempre han estado muy por detrás de la inflación. De hecho hoy necesitamos cerca de un 40% en el bolsillo para empatarla.

Asimismo los que hoy hablan de eliminar la cláusula gatillo, cuando firmaron su aplicación se justificaron diciendo que era la solución para empatar a la inflación -entendiendo- que era una respuesta limitada y parcial para no seguir perdiendo.

Compañer@s/colegas,  sepamos que si vamos a las aulas en silencio, o aceptamos mansamente lo que resulte de esta falsa paritaria nacional,  sobrevendrá mayor ajuste en la escuelas, en el aula, en nuestro salario y en nuestras condiciones laborales.

Como gremio dijo Nilda Patiño, les proponemos debatan y voten – transcribiendo su voto y firmando en el acta mandato –

*Aumento de un 40% del salario Básico.

*Salario inicial equivalente a la canasta familiar de 40 mil pesos de bolsillo.

*Sostenimiento de la Cláusula Gatillo.

*Respeto de las escalas salariales.

*Aumento al básico (en blanco).

*Aumento de las asignaciones familiares.

*Defensa de todos nuestros derechos jubilatorios.

*No a los “tarifazos”, a los recortes.

*Mejoramiento de las condiciones de trabajo.

*Paritarias provinciales en donde los gremios legalmente reconocidos nos podamos sentar a discutir con Gildo Insfrán que educación queremos.

 

 

Comments

comments

Comenta aquí