Política

Olivera advirtió que la ciudad esta muy cerca de un colapso ambiental

 2,616 total views,  4 views today

El concejal Fabian Olivera volvió a mostrarse muy preocupado por la ausencia de una política oficial para eliminar los residuos, tildo de “impostores a los funcionarios” que hace pocos días minimizaron los efectos del supuesto tratamiento de residuos, y reafirmó que “la situación desbordó la capacidad de las autoridades locales”.

El legislador municipal viene de cuestionar al vaciadero municipal del barrio San Antonio, luego de encontrarlo “en condiciones completamente inhumanas”, y recriminó el “enorme desinterés de las autoridades al permitir la presencia de personas entre la basura, sin cumplir el protocolo de seguridad impuesto con la pandemia, ni las medidas mínimas para desempeñarse en un lugar tan delicado como este”.

Luego de su reclamo, las autoridades enviaron a la Policía a hacerse cargo del escenario, y, más tarde, la propia Municipalidad sacó en escena a sus funcionarios para hacer un poco de presencia.

Por otro lado, la Defensoría del Pueblo desacreditó las denuncias de Olivera, diciendo que “los residuos biopatogénicos son tratados correctamente” y que sólo “hay aspectos que corregir”.

El edil consideró que “es el Intendente quien debería salir a dar explicaciones y no la Defensoría, y que es una falta de respeto que le mientan de esta manera a los vecinos”.

“Las autoridades deben dejar de tomarle el pelo a la gente, admitir sus errores, ofrecer soluciones inmediatas y sostenerlas en el tiempo”.

“Uno va al basurero y choca con un escenario terrible; parece otro planeta; es inentendible que un intendente permita un espanto de esta naturaleza para el ser humano. No sólo por la completa ausencia de un protocolo para organizar toda la basura que los camiones llevan diariamente, sino por permitir que decenas de familias trabajen ahí en busca de artículos de valor en condiciones completamente precarias, arriesgando su salud, y la de los vecinos de Formosa con los que toman contacto siempre”, describió, muy preocupado.

“Son cientos de seres humanos que se juntan y trabajan juntos varias horas, todos los días, sin barbijos, guantes, o alcohol, mientras a pocas cuadras, las calles de la ciudad están atravesadas por patrullas policiales cuidando que el formoseño no transite sin esos mismos elementos, multando a muchos de ellos cuando incumplen el protocolo de seguridad nacional determinado para enfrentar a la pandemia del coronavirus”, comparó.

“El cuadro no da para más, la situación con el tratamiento y la eliminación de residuos sobrepasó toda capacidad de las autoridades municipales, y amenaza muy seriamente la salud de toda la ciudad”.

“Volví hace pocos días, y constaté que nada cambió; hicieron una escena mediática para las cámaras, de modo de justificar un discurso que avergüenza; no se le puede mentir así a la sociedad; los vecinos pagan un tributo y merecen un servicio, pero acá no sólo que no le dan, sino que le mienten”, advirtió.

“Quiero decir que estamos ante funcionarios impostores a los funcionarios” y advirtió que “la ciudad está muy cerca de un verdadero colapso” en materia de residuos, “con efectos inimaginables en materia ambiental”.

Comments

comments

Comenta aquí