Política

Ataque a una familia Qom: renunció la cúpula de la policía de Chaco en solidaridad con los imputados

 1,120 total views,  2 views today

La cúpula de la policía de Chaco presentó su renuncia ante el gobierno de Jorge Capitanich, tras el rechazo de la administración provincial a la reincorporación de los cuatro policías imputados por violencia institucional por el violento ataque a una familia Qom, en mayo.

La renuncia fue presentada hoy, a las 10, en el Ministerio de Seguridad chaqueño, en solidaridad con los imputados, quienes golpearon y amenazaron con prender fuego a cuatro integrantes de la comunidad Qom durante un allanamiento en su vivienda, el 31 de mayo, en la localidad de Fontana.

La cúpula policial quería que los agentes, quienes estuvieron detenidos por el ataque, regresaran a sus tareas habituales tras recibir la libertad.

Así, el jefe de la Policía, Fernando Romero; el subjefe, Ángel Domínguez y la directora ejecutiva del Centro de Análisis, Comando y Control Policial, Mariela Noemí Aguirre presentaron su dimisión. La decisión está bajo evaluación de Capitanich, quien debe decidir si la acepta.

En diálogo con medios locales, Romero confirmó la decisión y reiteró la defensa del puesto de los agentes. “Debemos reintegrar al servicio efectivo a los cuatro uniformados involucrados en el caso de la comisaría Tercera de Fontana, aquel hecho lamentable que ocurrió hace más de un mes”, expresó.

“Al recuperar la libertad, esos policías deben reintegrarse al servicio efectivo, por supuesto siempre sujetos a la causa judicial y al sumario administrativo”, añadió Romero y recordó que la asesoría legal de la Policía recomendó la reincorporación. “Es norma nuestra que deben reintegrarse al servicio”, explicó.

“Esa postura no fue aceptada por el gobernador ni por la ministra [de Seguridad, Gloria Zalazar]. Ellos mantienen la postura de mantenerlos en [actividad] pasiva por delito, cuando no tenemos legislación que nos ampare. No estamos de acuerdo con esta postura del Poder Ejecutivo. Obviamente no podemos seguir trabajando en esta situación y por eso renunciamos”, sostuvo.

El jefe de la fuerza, Fernando Javier Romero, dio un paso al costado en solidaridad con los cuatro agentes imputados
El jefe de la fuerza, Fernando Javier Romero, dio un paso al costado en solidaridad con los cuatro agentes imputados Crédito: policia.chaco.gov.ar

La salvaje golpiza

Los agentes de la Policía del Chaco están imputados por ingresar sin orden de allanamiento a la casa de una familia de la comunidad Qom, ubicada en el barrio Bandera Argentina, y golpear a quienes estaban en el interior. Entre ellos, mujeres, jóvenes y menores de edad.

El ataque se produjo con altos niveles de violencia y un grado de ensañamiento anclado en la discriminación racial, según lo demuestran los registros fílmicos de los propios damnificados.

El hecho ocurrió el domingo 31 de mayo, a las 4 de la mañana, en Fontana, una localidad cercana del Gran Resistencia. Varios agentes policiales ingresaron a las patadas a una vivienda humilde y golpearon a hombres y mujeres de la comunidad qom. Al parecer, buscaban a varios jóvenes que habrían apedreado la comisaría, a cuatro cuadras de allí.

El violento accionar policial -que consiguió un repudio casi unánime -, empezó con un allanamiento ilegal contra una familia originaria y que terminó con cuatro jóvenes detenidos y torturados, con sus familiares golpeados por intentar defenderlos y una menor de 16 años en estado de shock por vejaciones que se investigan.

ADEMÁS

Comments

comments

Comenta aquí